Airbus no habría certificado cambios que la FAC hizo a avión accidentado

0

El analista e investigador en asuntos de defensa, Erich Saumeth en diálogo con Caracol Radio aseguró que con las 22 modificaciones a que fue sometido exteriormente el CASA CN 235M la aeronave pasó de ser un avión de transporte a una nave de guerra electrónica, conocida en el argot como EW.

Sostuvo que ante esta situación Airbus Military, como se le conoce en la actualidad luego de que adquiriera la compañía CASA fabricante original del avión; no ha atendido la solicitud de la FAC para que certifique la operación en vuelo del avión.

Fuentes le aseguraron a Caracol que aunque estos aviones pueden volar sin contar con esta certificación, las modificaciones que hizo la Corporación Industrial Aeronautica Colombiana, CIAC, afectaron la aeronavegabilidad y expusieron la nave al congelamiento de las gotas de agua que impactan la estructura en vuelo (engelamiento), lo que le añade peso y afecta la navegación.

Esa presencia de hielo se concentra en las zonas donde se instalan las antenas o superficies protuberantes, necesarias para la labor de inteligencia que desarrollan estos aviones.

Según Saumeth, para Airbus estos cambios constituyen una modificación mayor que alteran la aerodinámica y sobrecargarían los sistemas eléctricos.

Caracol Radio conoció que en el caso del avión de la FAC que se accidentó el pasado viernes 31 de julio en Codazzi, Cesar, con un saldo de 11 muertos, el piloto de la aeronave alertó que estaba sufriendo engelamiento y pidió permiso para descender.

Desde la torre de control le dieron el visto bueno para bajar de 20.000 a 15.000 pies. En ese momento por la zona también transitaba un avión comercial. Expertos consideran que si le hubieran autorizado un descenso inferior, por debajo de los 10.000 pies, el hielo que cubría el avión se habría descongelado.

Este es el segundo accidente que tiene la FAC por engelamiento. El primero ocurrió el 9 de septiembre de 2010 cuando un bimotor del tipo King 350, que también realizaba tareas de inteligencia, se vino a tierra en zona montañosa de los municipios de Lejanías y Mesetas, en el departamento del Meta. Murieron un teniente coronel, un mayor, dos sargentos y dos técnicos.

En el último año y medio la FAC ha tenido tres accidentes fatales que han cobrado la vida de 14 de sus hombres. Los 11 de Codazzi, dos en Malambo, Atlántico, cuando se incendió un avión A-37B (25 julio de 2014), y el de Norcasia, Caldas, donde murió el instructor de un Kfir que se vino a tierra el 18 de febrero de 2014.

Fuentes de la FAC aseguran que internamente ha habido molestias por el mantenimiento que reciben los aviones KFIR. De los 13 que adquirió Colombia en 2008 a Israel cuando Juan Manuel Santos era ministro de Defensa, cinco se han accidentado y los otros estarían en tierra.

“La situación es tan delicada que a finales de junio los pilotos de los KFIR colgaron los cascos. Cuando eso pasa el avión no vuela más y algunos de los pilotos solicitan el paso a retiro. De eso no se dijo nada porque los pilotos fueron llamados al orden por su superior”, aseguró Saumeth.

“Lamentablemente hay intereses económicos de por medio en esas modificaciones de los aviones”, le dijo a Caracol un inspector, quien pidió la reserva de su nombre y quien ahora trabaja como contratista para la FAC luego que fuera retirado del servicio por cuestionar la calidad de los repuestos.

El problema, para algunos de los expertos, es que cuando la FAC al calificar las ofertas que se hacen de los procesos de adquisición privilegia el precio sobre la calidad, en una relación de 60-40. “Si la relación fuera inversa, muy seguramente habría mayores oferentes, como ocurre en la actualidad con la Armada con su proceso PES (Plataforma Estratégica de Superficie”.

 

 

Fuente: caracol.com.co

Comentarios

Share.

About Author