Así descubrieron la mentira de la conductora del SITP en Bogotá

0

Una oficial trigueña, sonriente, tranquila y con una dulce voz fue la investigadora que logró, junto con sus compañeros, armar el rompecabezas del montaje que conmovió a Bogotá y al país. Una fábula orquestada por una conductora de un bus del SITP que aún es materia de investigación.

En la madrugada del viernes pasado, una capitán de la Seccional de Investigación Judicial (Sijín), experta en obtener información y realizar seguimientos, recibió la orden de integrar un equipo élite. Su objetivo: tratar de esclarecer el aberrante caso de posible abuso sexual y de agresión contra una mujer que conducía un bus azul del Sistema Integrado de (SITP) en Bogotá.

Los hechos fueron reportados a las 11:58 de la noche del jueves. La línea de emergencia atendió la llamada. Al otro lado de la misma, una voz algo agitada que se identificó con el código de conductora. Pidió auxilio. (Lea también: ‘Conductora del SITP, que dijo ser violada, mintió’: Policía)

Los investigadores contaron que la mujer habló de forma clara, precisa e identificó el lugar donde se encontraba ubicada.

El cuadrante de la zona de Puente Aranda la encontró. La mujer se halló semidesnuda, conmovida y con señales de una supuesta agresión sexual. De inmediato recibió el protocolo para estos casos.

En total, se movilizaron 91 policías, que sumados a los investigadores de la Fiscalía, Procuraduría y demás entidades de seguridad llegan a más de 100 unidades tras el rastro de los culpables.

Las grabaciones que hacen parte de la investigación no revelan a una mujer angustiada o que pide auxilio a gritos, relatan las fuentes.

A la capitana le ordenaron acompañar las 24 horas del día a la mujer, como protocolo de protección y atención, así como para desglosar el minuto a minuto de los hechos.

Tres días duró la recolección de información. Las piezas se fueron juntando con las aportadas por el equipo técnico del caso.

En las labores de investigación, la oficial comenzó a detectar que algo no cuadraba en este rompecabezas. Poco a poco fue reportando los detalles.

Vio a la víctima nerviosa, confundida, contradictoria pero nunca agresiva. Así documentó la hipótesis del caso.
Al realizar la evaluación de la ruta del bus y confrontar con el reporte del GPS en el sistema de mapeo del SITP y las pruebas recabadas con las declaraciones que la víctima entregó, más los videos y voces que se lograron conseguir, se ratificó la hipótesis: una posible falsa denuncia.

La conductora les relató a las autoridades que en su ruta el jueves pasado había recogido a tres pasajeros, entre ellos una mujer, quienes pasaron con una misma tarjeta del sistema. Pero al verificar estos detalles, ningún pasajero realizó ese movimiento.

Dijo que los tres pasajeros, al percatarse de que estaba sola, se apoderaron del bus y la pasearon por diferentes sectores de la ciudad, la pasaron a la parte posterior del automotor mientras abusaban de ella.

Sin embargo, cuando los investigadores ingresaron a las instalaciones del sistema y recibieron la información técnica de vigilancia y control, la ruta no tuvo mayores sobresaltos, salvo al final, cuando se desvió del paradero, unos cuantos metros, informaron las autoridades.

Otra pieza del rompecabezas fue la prueba técnica realizada dentro del bus: nunca encontraron trazas o rastros de sustancias que evidenciaran el abuso sexual.

El domingo, tras varias conversaciones con la conductora, la oficial se comunicó son sus superiores: “Parte de novedad, confesó”. Al parecer, la mujer buscó victimizarse a través de un acto de violencia, con el fin de conseguir un cargo como operadora.

En rueda de prensa, el director de la Policía, Rodolfo Palomino, no descartó que la mujer, incluso, se autoflagelara, como también dejó entrever que hubo actos íntimos de la mujer que son de reserva personal pero que están en investigación por parte de las autoridades.

Falsas denuncias que indignaron al país

Mintió sobre robo de bebé de 14 meses en aeropuerto

En abril del 2013, una mujer de 28 años dijo que había sido drogada en el aeropuerto El Dorado de Bogotá y que había sido víctima del robo de su bebé de 14 meses, caso que resultó ser falso.

Según determinaron los investigadores, mintió para estafar a su novio estadounidense con el supuesto falso embarazo.

El paseo millonario que no existió

En diciembre del 2011, la Policía movilizó a 1.500 de sus hombres para buscar a la periodista Karen Gamba, quien reportó a través de su celular ser víctima de un supuesto ‘paseo millonario’.

Esto resultó ser una falsa alarma. Ella fue encontrada sana y salva en su casa, al parecer “en alto estado de alicoramiento”, según las autoridades.

El doloroso caso del pequeño Luis Santiago

En el 2008, Orlando Pelayo Rincón aseguró que su pequeño hijo de 11 meses de nacido, Luis Santiago, había sido secuestrado, hecho que generó cadenas de oración en toda Colombia.

En diciembre del 2008, la justicia condenó al hombre a 60 años de prisión por haber sido el autor material del secuestro y asesinato del bebé.

 

 
Fuente: Redacción El Tiempo

Comentarios

Share.

About Author