Barcelona hizo los 6

0

Después de adelantarse por 3-0, un gol de Cavani en el 62 parecía acabar con las esperanzas de los azulgranas, que necesitaban otros tres goles más para meterse en cuartos de final.

Con 3-1 en el minuto 88, la suerte parecía echada en favor de los parisinos. Pero entonces Neymar acertó en un perfecto lanzamiento de falta (4-1), en la siguiente acción Luis Suárez fue derribado en el área y el brasileño acertó desde el punto de penalti (5-1).

Cinco minutos de añadido dieron para mucho. El Barsa se volcó, Gerard Piqué jugó de nueve y Ter Stegen fue a rematar un par de acciones. Cuando el tiempo se consumía, Neymar puso un balón en el área y Sergi Roberto la puntera para desatar el delirio en el Camp Nou (6-1).

El Barsa remó y creyó en sus posibilidades desde el primer minuto. Tenía claro cómo y también el talento, pero la empresa era muy compleja, porque prácticamente era un imposible darle la vuelta al 4-0 de París y menos cuando Cavani marcó el 3-1 en el minuto 62.

En la primera aproximación del Barsa, Luis Suárez demostró su instinto goleador. En una acción embarullada en el área, Thiago Silva no pudo despejar y el uruguayo se adelantó a todos para marcar.

Si el 1-0 llegó en una acción de nueve de Suárez, el 2-0 se produjo en una acción de fe de Andrés Iniesta. El capitán del Barsa fue a buscar un balón en el área que había dejado pasar Suárez y tocó el balón con el talón para ponerlo dentro del área. Kurzawa, que pasaba por allí, despejó y se introdujo el balón en su portería (2-0).

El tercero llegó por la vía del punto penal. Neymar es derribado dentro del área y el propio brasileño transformó la infracción en gol, con una gran ejecución.

Pero Cavani enmudeció al Camp Nou. En una acción de balón parado, Kurzawa puso el balón en el balcón del área pequeña y el uruguayo marcó el gol que le daba toda la tranquilidad a su equipo (3-1).

Pero apareció la genialidad de Neymar, que transformó con maestría una falta para marcar el 4-1 en el 88’.

El equipo creyó y el Camp Nou lo catapultó hacia la épica remontada. Luis Suárez fue derribado por Marquinhos en el 90 y el brasileño anotó de penalti el 5-1. Con cinco minutos para jugar todo era posible y Sergi Roberto obró el milagro. Los de Luis Enrique ya tienen su gran remontada para los libros de historia.

Comentarios