Cancelan partido amistoso Alemania-Holanda por amenaza de bomba

0

El partido amistoso que iban a jugar este martes las selecciones de fútbol de Alemania y Holanda en la ciudad alemajna de Hannover fue suspendido a menos de dos horas del pitazo inicial, informó la policía local. A los espectadores que ya estaban en el estadio se les pidió que abandonaran el lugar, dijo un portavoz policial.

Informaciones llegadas hace unos instantes indican que había una ambulancia bomba a las afueras del estadio.

Wolker Kluwe, jefe de Policía de Hannover, aseguró que había “indicios concretos” de un posible ataque terrorista para cancelar el partido amistoso que iban a disputar este martes en esta ciudad germana.

En declaraciones a la cadena de televisión pública “ARD”, Kluwe aseguró que había riesgo de un ataque con “explosivos”.

El responsable de policía agregó que, como las puertas del estadio llevaban sólo 20 minutos abiertas, decidieron no dejar entrar a nadie más y evacuar a los aficionados que ya habían entrado, acción que transcurrió sin incidentes.

La policía animó a los aficionados a regresar a sus domicilios y evitar “grandes concentraciones” humanas cerca del estadio o en otros lugares como estaciones de trenes.

Los jugadores de Alemania y Holanda, por su parte, no resultaron afectados por la medida de la policía, según las primeras informaciones de varios medios locales.

El partido se suspendió hora y media antes del inicio, previsto para las 20.45 hora local (19.45 GMT), tras detectarse un objeto sospechoso.

Estaba previsto que presenciaran el encuentro la canciller alemana, Angela Merkel, así como sus ministros de Economía, Sigmar Gabriel, e Interior, Thomas de Maizière, aunque ninguno de ellos había llegado al estadio antes de que se ordenase la evacuación.

Se trata del segundo encuentro amistoso entre selecciones europeas suspendido tras los atentados de París del viernes, en los que murieron 129 personas, tras la cancelación del Bélgica-España que se iba a celebrar este martes.

“El encuentro se ha cancelado. Se les está pidiendo a los espectadores que abandonen el estado rápido pero sin miedo”, aseguró una portavoz de la policía.

La selección española ya se encuentra en casa

La selección española de fútbol ya se encuentra en España después de aterrizar este martes a las 11:31 horas en el aeropuerto de Madrid Barajas-Adolfo Suárez procedente de Bruselas, donde iba a disputar un encuentro amistoso frente a Bélgica suspendido por motivos de seguridad.

La expedición, encabezada por el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, y el seleccionador, Vicente Del Bosque, hizo acto de presencia por la terminal 3 del aeropuerto veinte minutos después de aterrizar el avión.

El primero en abandonar el aeropuerto fue precisamente Villar, que nada más salir por la puerta que da acceso a la calle se marchó acompañado por sus ayudantes a un coche que les esperaba.

Tras los pasos de Villar, los futbolistas convocados por Del Bosque para los dos partidos amistosos ante Inglaterra y Bélgica fueron saliendo uno a uno por la terminal y en el aparcamiento se fueron montando en coches y furgonetas que les esperaban.

Sin hacer apenas declaraciones, algunos de los jugadores se fueron despidiendo antes de subirse a sus respectivos medios de transporte. Uno de ellos, Oscar De Marcos, jugador del Athletic Club de Bilbao, sí desveló que durante la estancia en Bruselas “algunos jugadores pasaron más miedo que otros” ante el riesgo de atentado que decretaron las autoridades del país.

El último en salir por la terminal del aeropuerto madrileño fue el delantero del Celta de Vigo Nolito, que lamentó la suspensión del partido y declaró escuetamente que hasta el último momento “pensaban que iban a jugar”.

España y Bélgica tenían previsto disputar este martes un encuentro amistoso en el estadio Rey Balduino de Bruselas. Después de los atentados terroristas del pasado viernes en París, el Ministerio del Interior belga declaró que había “riesgo real de atentado” sobre el partido.

Ese riesgo está centrado principalmente en la búsqueda de Salah Abdeslam, sobre quien pesa una orden internacional de detención por su presunta implicación en los atentados de París.

Una redada que llevaron a cabo durante todo el lunes miembros de unidades antiterroristas de Bélgica en el barrio musulmán de Molenbeek no dio resultados y Abdeslam aún está en busca y captura.

Este barrio musulmán, con unos setenta mil habitantes, tiene vínculos con otros sucesos como los atentados terroristas en el Museo Judío de Bruselas o el asalto a Charlie Hebdo.

Además, una alerta de bomba en una calle de Bruselas, a algo más de dos kilómetros de distancia del hotel Steigenberger, en el que se aloja la selección española, también supuso otro factor que influyó en la cancelación del encuentro por el estado convulso que se vive en la capital belga.

El nivel de alerta terrorista en Bruselas a raíz de los atentados del pasado viernes en París y de la fuga de Abdeslam ha propiciado que desde el lunes la capital belga haya pasado de riesgo dos a tres.

Británicos y franceses se preparan para amistoso

Centenares de aficionados británicos y franceses ensayaron juntos en los alrededores del estadio de Wembley el himno nacional de Francia, La Marsellesa, que se interpretará minutos antes del partido que enfrentará este martes en un amistoso a las selecciones de fútbol de Inglaterra y Francia.

Los cerca de 90.000 asistentes que abarrotarán el estadio londinense podrán seguir desde los videomarcadores la letra del himno para así entonarlo, en memoria de las víctimas de los ataques de París del pasado viernes, en los que murieron al menos 129 personas y más de 300 resultaron heridas.

“No se me ocurre una mejor manera de rendir tributo a nuestros vecinos. Yo no hablo francés, pero llevo practicando un par de horas”, dijo el joven John Reilly, que lleva una bandera tricolor y una edición del diario gratuito ‘Evening Standard’, que en su sección de deportes incluye una página con la letra de La Marsellesa.

“En el fútbol, los franceses son nuestros rivales, pero el partido de este martes es una ocasión especial. Hoy somos más que vecinos, somos hermanos, y queremos demostrar que no tenemos miedo”, agregó Reilly.

Además, muchos de los asistentes, que se abrazaron, bebieron y cantaron juntos en las horas previas al choque, no cesaron de fotografiarse con el emblemático arco de Wembley, teñido de los colores blanco, rojo y azul de la bandera francesa, de fondo.

En la fachada y los laterales del estadio, situado en el norte de la capital británica, se proyectará hasta después del encuentro la leyenda “Liberté, Égalité, Fraternité” (“Libertad, Igualdad, Fraternidad”), el lema oficial de la República Francesa.

El partido se jugará, en medio de una fuerte presencia policial, a sólo cuatro días después de los atentados registrados en varias zonas de París, entre ellas las proximidades del Estadio de Francia, mientras las selecciones francesa y alemana de fútbol disputaban un encuentro.

EFE, REUTERS

Comentarios

Share.

About Author