Caso Odebrecht: Contratista habría entregado 1.000 millones de pesos a hermanos Moreno Rojas

0

La Fiscalía General le imputó los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho –entrega de sobornos- al contratista Andrés Cardona Laverde por las irregularidades que rodearon la adjudicación del contrato 1115 de 2009 que tenía como objetivo la construcción del túnel interconector entre el río Tunjuelo y la planta de tratamiento Canoas en Bogotá.

En su intervención el fiscal Juan Vicente Valbuena aseguró que existen pruebas que vinculan a Cardona Laverde de haber participado en reuniones en Bogotá y en la Ciudad de México (México) para fijar la entrega del multimillonario contrato que buscaba la descontaminación del Río de Bogotá, cumpliendo así un fallo del Consejo de Estado.

“Usted señor Andrés Alberto Cardona Laverde actuando como interviniente, es decir, sin tener la calidad de servidor público pero en conjunto con el gerente general de la Empresa Acueducto de Bogotá, Jorge Enrique Pizano y el gerente corporativo, Julián Montoya Guzmán y el director de contratación, Jaime Díaz Ortiz, y otros funcionarios se interesaron indebidamente en provecho del consorcio Canoas”, precisó el fiscal.

Este consorcio estaba conformado por las empresas Norberto Odebrecht y Casconstructores. “Ese interés indebdio en ese contrato se puede precisar en que se llevó a cabo un interés en el proceso contractual que inició con la licitación pública que conllevó a la suscripcion del contrato 1115 de 2009 entre la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá y el consorcio Canoas”.

“Para concretar ese interés suyo señor Cardona Laverde usted concurrió en la conducta recibiendo instrucciones del señor Iván Moreno Rojas, como hermano del señor Samuel Moreno Rojas y realizó las siguientes actividades: usted se encargó junto a Emilio Tapia Aldana, intermediarion del señor Iván Moreno y de Samuel Moreno (…) de seleccionar al contratista al que se le adjudicaria la obra”.

Sin embargo, debdo a un percanse en la ciudad de Mexico con la empresa seleccionada se plantea otra posibilidad la cual es consultada con Iván Moreno Rojas y Emilio Tapia quienes acceden a que los “contraristas por usted indicados fueran los adjudicatarios del contrato siempre y cuando pagaran los sobornos respectivos”.

“Su tercera intervención como participe de estos hechos fue que coordinó con Orlando Fajardo Castillo, representante de la constructora Fajardo & Niego Ltda. y posterior subcontratista del consorcio Canoas el ofrecimiento y pago al abogado Manuel Hernando Sánchez Castro que representaba a un competidor de nombre Unión Temporal Cartelón, proponente dentro de la misma licitación para que se retirara del proceso contracutal como quiera que ya estaba arreglada la adjudicación irregular al consorcio Canoas”.

Cardona también movió sus influencias para que se les entregara el contrato de intervención técnica, administrativa y financiera del contrato obra a un consorcio -conformado por tres empresas- que pagó una suma de dinero para resultar beneficiada en el proceso contractual. Este contrato tuvo un valor de 9.969 millones de pesos.

“En este contrato de interventoria que se suponía iba a ser la gestión de vigilancia imparcial sobre el contrato de obra Tunjuelo – Canoas”, precisó el fiscal. Para fijar la entrega de este contrato participaron los mismos funcionarios que direccionaron la entrega del convenio administrativo principal. “Para lograr concretar este interés señor Cardona Laverde usted concurrió a la mencionada conducta igualmente en instrucción con el senador Iván Moreno Rojas”.

Cardona Laverde ofreció y pagó la suma del 6% sobre el valor total del contrato 1115 de 2009. En la imputación de cargos se reveló que el contratista le entregó 1.000 millones de pesos al entonces alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas y a su hermano, el senador Iván Moreno Rojas. El entonces mandatario distrital tenía un interés en la entrega de este millonario contrato.

“Estas sumas de dinero se entregaron al funcionario Samuel Moreno Rojas y a su hermano en atencióna a que el Alcalde Mayor de Bogotá tenía interés e igualmente control por ser el Alcalde Mayor de la construcción del interceptor Tunjuelo-Canoas, una de las obras de mayor embergadura e importancia estratégica para el Distrito Capital porque implicaba la descontaminación del Río Bogotá y adicionalmente era una orden del Consejo de Estado”, indicó.

Citando los testimonios del contratista Emilio Tapia -condenado por el ‘carrusel de la contratación- y el abogado Manuel Sánchez -testigo estrella de este escándalo de corrupción-. Estos relararon una reunión en la oficina de Cárdona con el senador Iván Moreno, quien fungió como vocero del alcalde Samuel Moreno.

El encuentro se realizó el 4 de octubre de 2009 en el apartamento del abogado Álvaro Dávila Peña -procesado por el carrusel-. En el mismo participaron el senador Iván Moreno Rojas, el abogado Manuel Sánchez Castro, Luis Bernardo Villegas y Emilio Tapia Aldana. “Epoca para la cual se encontraba en curso la licitación pública” para el referido contrato.

“Con su actuación señor Cardona Laverde lesionó la administración pública al participar en el interés indebido de los funcionarios públicos que tenían a su cargo el proceso licitatorio, adjudicación y firma del contrato con lo cual se vulneraron los principios de trasparencia que debe regir la contratación pública, responsabilidad, selección objetiva y en general todos los principios de la contratación”, precisó el fiscal.

Comentarios

Share.

About Author