¿Cómo asimilar el duelo después de una tragedia?

0

HISTORIAS. “Sabemos que la amiga muerte, como la llamo yo, está al lado de cada uno, pero no la esperamos. Cuando llega genera una conmoción emocional en donde uno no sabe para donde mirar, para donde caminar, qué hacer”, con esta frase explica Walter Agudelo, sicólogo y terapeuta del Centro de Familia de la UPB, el primer momento en que una persona se enfrenta al duelo luego de la pérdida de un ser querido.

Una tragedia generalmente llega con una buena cantidad de interrogantes: ¿Por qué a mí?, ¿Qué hice yo para merecer esto?, “todo un intento de buscar una explicación a algo que en teoría no debería tener explicación”, afirma el especialista.

Lo que sucedió hace pocos días en Salgar es un ejemplo de cómo luego de una tragedia se generan vacíos en quienes sobreviven, no solo mueren sus seres queridos sino también sus proyectos de vida lo que hacen que el trauma sea más grande, “se generan muchas emociones: dolor, tristeza, miedo, frustración, impotencia”.

Esa impotencia la sienten quienes viven de cerca la tragedia, comienzan a buscarse culpables: “unos le echan la culpa a Dios, otros piensan que es un castigo, algunos hablan de tragedias anunciadas”, comenta Agudelo.

De esa primera conmoción donde se generan múltiples emociones viene otra actitud que se genera después de una pérdida, la negación y frases Como “esto no puede estar pasando”, “esto no me puede pasar a mí”.

¿Cuánto dura un duelo?

El duelo según la especialista del tema, la psiquiatra y escritora suizo-estadounidense Elizabeth Kubler Ross, dura un año, pero en este tiempo difiere el psicólogo Agudelo, “quienes trabajamos el tema del duelo nos encontramos que es mucho más personal, puede que dure un año, o dos o hasta más. Cada día, cada fecha es un recuerdo doloroso y cada proceso es diferente”.

Una de las recomendaciones de los especialistas es que las personas que sobreviven a una tragedia trabajen el tema del duelo los dos primeros años, “el primer año es muy doloroso porque cada recuerdo está filtrado por el dolor y la tragedia, después de ese primer año es mucho más fácil actuar y tratar de aliviar la pena”.

Recomendaciones generales

1. Si recientemente sufrió una pérdida, permítase sentir el dolor, deje salir el llanto para que no se convierta en sufrimiento.

2. Si convive con alguien quien está en proceso de duelo, no le impida llorar, “la idea es sentir y expresar el dolor para que la emoción primaria salga y no se convierta en sufrimiento o en una enfermedad física”, asegura Agudelo.

3. No hacer silencios, hay que hablar. Permitirse la expresión.

4. Si bien el duelo es personal, los grupos son muy buenos, hablar en grupo en el duelo es muy saludable, “permite sentirse cada uno en su dolor acompañado por alguien y ese acompañamiento fortalece, ayuda”.

5. No hay que tener miedo a los bajones emocionales, no se puede congelar el duelo ya que hace mucho daño. (Congelar el duelo lo define el psicólogo Agudelo como la no expresión del dolor que en cualquier momento puede explotar a pesar de sentir que se está bien).

6. Tenga en cuenta que el duelo sí se puede superar “porque se aprende a vivir con el dolor y se aprende a vivir con el recuerdo de la tragedia pero no en la tragedia”.

No se puede obviar el hecho de que algunas tragedias generan pánico en quienes no las viven pero la conocen por las noticias, “es la impotencia de no poder hacer nada para evitar una tragedia similar porque una cosa es tener las riendas y otra que no la tengamos, como suele suceder en las tragedias causadas por desastres de la naturaleza o las que suceden cuando, por ejemplo, se accidenta un avión”, confirma Agudelo quien añade que en este caso “las ideas preconcebidas que tienen los seres humanos generan conceptos que desencadenan estados emocionales con relación a cualquier tragedia real y ahí vienen las fobias que se pueden dar, por ejemplo, al montar en avión, al agua, etc”. Esos casos también deben ser tratados con un especialista.

El sicólogo concluye afirmando que es un tema tan amplio como complejo y del que todavía se hacen muchos estudios, precisamente este año en Medellín se realizará en julio el Congreso Internacional del duelo con énfasis en niños y adolescentes, porque también en cada etapa de la vida los cuestionamientos a la hora de enfrentar un duelo son diferentes.

Tipos de duelo

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo la muerte en una tragedia de gran magnitud donde pueden morir varios familiares que la muerte esperada de alguien conocido. Lo primero genera un impacto inicial más fuerte y debe tratarse de una forma diferente. De igual manera la muerte inesperada así no sea en una tragedia también genera otros impactos.

No olvidar que el sentimiento de pérdida se puede dar al recibir una mala noticia como el diagnostico de una enfermedad, el rompimiento de una relación afectiva, la muerte de una mascota o la pérdida de un empleo y hasta de la libertad. Por eso, afirma el especialista, el duelo es un tema que abarca mucho estudio y cuyo proceso, en definitiva, es personal.
Fuente: Colprensa

Comentarios

Share.

About Author