‘Comunidad no denuncia las extorsiones y prefiere pagar’

0

Preocupadas se encuentran las autoridades militares del Gaula ante el bajo índice de denuncias por extorsión que se ha venido presentando en el Magdalena. Así lo confirmó el mayor Wilman Fabián Valderrama, comandante de esa especialidad de la fuerza pública en el Departamento.

Según el Comandante del Gaula Militar en el día se presentan, entre 2 y 3 denuncias, un porcentaje muy bajo ante el alto número de extorsiones que se registran en el Magdalena. Comerciantes, médicos, ingenieros, artistas, ganaderos, arquitectos, políticos, docentes y hasta religiosos, han sido víctimas de extorsiones en Magdalena.

Aseguró que las comunidades no denuncian por el temor que les causa de las amenazas de los extorsionistas, sien embrago las autoridades cuentan con todo el equipamiento, tecnología y hombres para atender cualquier situación.

“Se reciben a diario 2 y hasta 3 llamadas, se brinda el apoyo y se brinda el acompañamiento y se les orienta a esas personas de cómo se debe llevar el caso, mientras actuamos las autoridades. Las personas no denuncian por susto y miedo, el miedo que infunden estos sujetos por medio de una llamada mostrando el arma, una pistola, infunden el miedo”, dijo el mayor Wilman Fabián Valderrama, comandante de esa fuerza pública en el Departamento.

Aclaró el oficial militar que “en todo el Departamento se viene presentando esto, son casos aislados, hay mayor injerencia al sur del Departamento, es una zona donde hay mucha económica, palmeros, ganaderos, entonces son sitios económicos. Nosotros les brindamos la atención a cualquier denuncia y actuando de inmediato yo pienso que es de esa manera que uno se gana el respeto y se gana la confianza de toda la población civil”.

LAS LLAMADAS
CARCELARIAS

Una modalidad de extorsión que ha ido creciendo de manera vertiginosa en los últimos años, es la llamada desde las cárceles, debido a lo fácil que es su ejecución.

Para una extorsión o chantaje no es necesario encañonar a una persona, solo con una llamada telefónica o con un correo electrónico se puede lograr el objetivo. Los miembros del Grupo Gaula de la Policía enseñan que en el departamento del Magdalena se dan dos tipos de extorsión: la carcelaria y la de delincuencia común.

Explican que la carcelaria es planeada por internos de un penal, quienes, minimizados por estar tras las rejas, desean volver a tener dinero y poder.

Sobre las perpetradas por la delincuencia común, la institución señala que en la mayoría de casos los victimarios se hacen pasar por miembros de poderosas organizaciones delictivas Paisas, Rastrojos, Águilas Negras y Urabeños para amedrentar a las víctimas y conseguir mucho más rápido el dinero.

“Nosotros hemos venido actuando en el caso de las cárceles con algunos equipos tecnológicos, que nos brindan de donde se están haciendo esas llamadas y actuamos en ese momento. El Gaula Militar cuenta con un pie de fuerza 60 hombres para atender la demanda de extorsiones, nosotros nos apoyamos en los batallones y en el Gaula Policía, somos una sola fuerza para atender las situaciones”, dijo el Comandante del Gaula Militar.

Ante una llamada extorsiva, el Gaula recomienda, inicialmente, conservar la calma. Después solicitarle a la persona que llama que se identifique. “Se debe escuchar cuidadosamente lo que este individuo dice, se deben escribir algunas palabras claves, grabar la conversación si es posible. También se debe identificar el acento y el grado de conocimiento que tiene esta persona”, anotó el Mayor Valderrama.

Comentarios