Comunidad UNIMAGDALENA exige #NoMásAtracos

0

Además de un amplio grupo de personas inconformes con la inseguridad del sector que rodea la Universidad, estudiantes, docentes y contratistas de la Institución  exigen acciones contundentes por parte de las autoridades competentes para garantizar el bienestar de todos y cada uno de los integrantes de esta comunidad.

En el marco de la constante inseguridad, los asaltos, los ataques físicos violentos y la indiferencia de las autoridades distritales sobre la repetitiva flagelación en la seguridad de la colectividad, el Doctor Pablo Vera Salazar, rector de la Universidad del Magdalena, recibió a un grupo de estudiantes quienes, en nombre de la comunidad, manifestaron estar cansados de esta situación. La misma se realizó con el objetivo de formular soluciones reales a una problemática que no solo afecta a la comunidad universitaria sino a toda la ciudadanía samaria.

Durante muchos años, los integrantes de esta Casa de Estudios Superiores, y residentes del sector aledaño a este establecimiento educativo, procedentes de distintos lugares del Departamento, la región y el país, han sido víctimas de hurtos, lesiones personales y demás flagelos de violencia. Por esa razón, ya es costumbre que ellos eviten salir con artículos de valor como computadores, celulares, dispositivos para reproducir música e incluso materiales valiosos de estudio de tipo tecnológicos, entre otros.

Sin embargo, esa prevención por momentos solo consigue empeorar el escenario, ya que cuando estas personas inescrupulosas no tienen algo de valor de lo cual despojar a sus víctimas, proceden a golpearlas de forma salvaje e incluso, lamentablemente han acabado con la vida de algunos estudiantes que en su momento, presos del terror, se han negado a entregar lo que con tanto esfuerzo han conseguido.

A través del hashtag #NoMásAtracos ¡Yo quiero estudiar! los jóvenes pretenden incentivar al resto de la comunidad a que se sumen a esta lucha contra la violencia y fue a través del diálogo con el Doctor Vera Salazar que se acordaron compromisos que reflejan el apoyo integral que el máximo dirigente de la Institución ha ofrecido desde siempre a la familia UNIMAGDALENA en todas las áreas que lo requieran.

Teniendo en cuenta lo anterior, y luego de un reciente dialogo del rector Vera Salazar con el coronel Gustavo Berdugo Garavito, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta en acciones conjunta se trabajará en la instalación de cámaras externas, aumentar el pie de vigilancia privada mediante la implementación de seguridad perimetral, mejorar la iluminación externa de la universidad, adelantar la concertación del perímetro de influencia y sitios críticos.

También los estudiantes impulsan la recolección de firmas a través de los canales institucionales para que se sumen los estamentos docente, egresados y administrativos, al igual que implementar el diseño y construcción de alarmas comunitarias a través de la capacidad instalada institucional y hacer cumplimiento del reglamento estudiantil.

Se inició un estudio de posibilidad de organizar agenda conjunta de trabajo con la comunidad para la realización de la Marcha contra la Inseguridad y la Violencia en Santa Marta el próximo 10 de mayo.

El estudiante de décimo semestre del Programa de derecho y representante de los estudiantes ante el Consejo Superior, Anderson Marín instó a la sociedad a que “Informen, estén alertas y denuncien, tenemos que tener presente que la seguridad se logra por medio de una estrategia integral, no es simplemente tener más policías o vigilantes sino que debemos hacer la labor de concientización, capacitación y de que cada quien se solidarice con el otro ayudándolo a sentirse seguro”.

Las cifras recogidas son ciertamente preocupantes, pues el 64% de las víctimas son mujeres y el otro 36% hombres, y en el caso del índice de asaltos los datos que arrojó la plataforma de denuncias dispuesta por la iniciativa en Redes Sociales, evidencian un incremento del 200% para los meses de febrero y marzo de este año en comparación de los años anteriores. (Desde el año 2012)

Es debido a esto que la comunidad estudiantil, docente y administrativa pondera entonces la necesidad de la construcción de un Comando de Acción Inmediata – CAI a las afueras de este Centro de Estudios Superiores y todas las acciones pertinentes por parte de las Fuerzas Públicas con el fin de garantizar la seguridad personal, la integridad física, el derecho a la vida y  la propiedad privada de los estudiantes y comunidad aledaña a este sector.

Comentarios

Share.

About Author