Contratista ofreció paseo en yate en Cartagena por convenio de línea 123

0

Ante el Concejo de Bogotá, en donde se llevó a cabo este lunes un debate de control político a la administración distrital, por la modernización de la línea de emergencias 123, el director del Fondo de Seguridad y Vigilancia De Bogotá, quien se negó a firmar Otro sí del convenio con la Etb , denunció presiones para suscribir el contrato.

“Un funcionario de la Etb, de nombre Iván Mesa Yepes me dijo que yo estaba muy problemático y que todo esto lo podíamos arreglar en Cartagena en un yate. Yo le expliqué que yo tengo lupus y no me puedo dejar ver del sol y que era mejor negociar las cosas acá”, manifestó Arbeláez.

El director del Fondo de Vigilancia insistió en que fue el mismo alcalde de la ciudad Gustavo Petro, quien le pidió que renunciara, luego de negarse a firmar el Otro sí del convenio “porque me estaban presionando para que yo hiciera una cosa contra la moral y los principios”.

“Yo creo que el alcalde está bien inspirado, no le presto mala fe y el problema ha sido más bien de Etb. Yo conozco a Gustavo Petro desde que éramos muchachos y guerrilleros y se dé la calidad moral de él entonces creo que hubo una precipitación legitima pero que lo lleva a ejercer unas presiones que yo no admito”, agregó.

Arbeláez manifestó además que a su llegada a la dirección del Fondo de Seguridad y Vigilancia, encontró que esa entidad no tiene archivos suficientes para contrastar la información de los procesos de contratación.

“Los archivos del fondo son dolorosos y debería tener una memoria institucional absolutamente exacta porque es quien paga a todos los contratistas de la ciudad. Tiene un muladar y cómo le discute uno a un contratista un cuenta de cobro, eso gravísimo”.

El director del Fondo de Vigilancia señaló que la “Etb le había metido la mano en el bolsillo al fondo por 33.000 millones de pesos y yo dije: un buen gerente debe ocuparse de examinar”.

Finalmente, el funcionario expresó que dentro de los hallazgos de las supuestas irregularidades en el convenio con la Etb, encontró que el Fondo de Vigilancia le había girado a la entidad 1.520 millones de pesos, por concepto del software Procad B, que según Arbeláez no existe.

 

Fuente: caracol.com.co

Comentarios

Share.

About Author