Déficit de lluvias afecta al Magdalena

0

El departamento del Magdalena, al igual que La Guajira, Tolima, Huila y Valle son algunos de los departamentos en donde se presenta el mayor déficit de lluvias debido al impacto del fenómeno de El Niño y, en consecuencia, son las regiones que se pueden ver más afectadas tras conocerse que la intensidad del fenómeno climático subió de débil a moderada.
Así lo dio a conocer el Ideam que explicó que con base en el monitoreo, información y resultados provenientes de los centros internacionales de predicción climática, las condiciones actuales en el océano Pacífico tropical muestran que las anomalías de temperatura superficial del mar y el debilitamiento de los vientos Alisios —características principales de un fenómeno El Niño— continúan y se intensifican, lo que indica la transición de un evento débil a un evento de características moderadas.

El informe emitido por el Centro de Predicción Climática de la NOAA y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad de Estados Unidos, indican que hay una probabilidad mayor al 90 por ciento de que El Niño continúe hasta finales del 2015 y el primer trimestre —enero-febrero-marzo del 2016.

IMPACTO

Christian Euscátegui, director de Pronósticos del Ideam, explicó que se espera para el trimestre julio-agosto-septiembre, un déficit de lluvias superior al 60 por ciento en La Guajira. En el resto de la región Caribe se estima un déficit entre el 40 y el 60 por ciento, excepto en Urabá, donde las condiciones de lluvia serían normales.

“Hablamos inicialmente de un fenómeno de características débiles, dado básicamente por un leve acoplamiento entre el océano y la atmósfera y aunque se proyectaba que el fenómeno iba a tener una poca duración, se ha fortalecido nuevamente. De hecho, llevamos tres meses con vientos bastante fuertes que es una condición atmosférica que indica que tenemos El Niño”.

Destacó que aunque las agencias internacionales proyectan El Niño como fuerte, desde el Ideam mantendrán la cautela. “Queremos ser cautos por muchas circunstancias, especialmente por la repercusión socioeconómica que tiene el proyectar un fenómeno de esa forma. Otra situación es que afortunadamente para el país ha llovido un poco por las ondas tropicales que son más una respuesta del Atlántico, por lo que se han registrado algunas lluvias en el centro y sur de la costa, en el norte de la región Andina y por eso la repercusión ahora es especial, por el momento”.

Ricardo Lozano, experto en cambio climático, explicó que todos los modelos sugieren que para finales de este año y el primer trimestre de 2016, la región central del océano Pacífico estará por encima de los 1,5°C de calentamiento de la temperatura normal de las aguas, es decir, llegará a la categoría de El Niño “fuerte”.

“Esta es muy mala noticia, especialmente para los colombianos de la Costa Caribe y de muchos municipios del centro del país que llevan casi dos años soportando el racionamiento de agua potable y de riego. “Lo que está pasando es que le suben de categoría a El Niño y eso quiere decir que vamos a tener menos agua en la temporada seca. Es importante señalar que no quiere decir que no va a llover en octubre ni en noviembre, sí va a llover, pero vamos a tener menos agua en esos meses. Los meses más complejos serán diciembre, enero, febrero y marzo del próximo año”, explicó que esto se debe además porque ya hoy existen municipios sin agua o que pueden presentar algún tipo de desabastecimiento.

Por último, Luis Medina, director de la Corporación Autónoma de La Guajira, dijo que este nuevo escenario los tiene “sumamente preocupados”. Según el funcionario, ayer tomaron la decisión de solicitar al Ministerio de Ambiente para que se declare la emergencia ecológica en La Guajira.

“Los resultados de los monitoreos indican un déficit del 100 por ciento de lluvia este año y con los anuncios del Ideam esto es preocupante”. Se activó un plan de contingencia para atender las necesidades.

JULIO, EL MES MÁS CALUROSO

Julio fue el mes más caluroso desde que existen registros, un nuevo récord que aumenta las preocupaciones por el calentamiento climático debido a la quema de combustibles fósiles, dijeron científicos del gobierno estadounidense el jueves.

El mes pasado no sólo rompió el récord de calor para este mes en más de un siglo en el mundo, sino que “la temperatura también fue la más alta de todos los meses durante el período 1880-2015”, reseñó la Administración estadounidense Océanica y Atmosférica (NOAA, en inglés) en su informe mensual sobre el clima.

La temperatura media combinada en tierra y en la superficie de los océanos durante julio de 2015 se situó 0,81°C por encima de la media del siglo XX (15,8°C) y sobrepasó en 0,08 grados el récord precedente, establecido en julio de 1998.

Julio, que en promedio suele ser el mes más caluroso del año, tuvo este año una temperatura mundial de 16,61°C. Fue así el mes más cálido de los 1.627 meses que han transcurrido desde que se comenzó a llevar este registro en enero de 1880.

 

Fuente: Redacción Hoy Diario del Magdalena

Comentarios

Share.

About Author