Dineros venezolanos, dolor de cabeza para presidente Humala en Perú

0

Los líos políticos y las sospechas sobre dinero de origen poco claro siguen persiguiendo a la pareja presidencial peruana. Ollanta Humala tuvo que admitir que recibió 87.451 dólares para su campaña presidencial, en el 2005, de la empresa venezolana Inversiones Kaysamak C. A., vinculada al chavismo.

Todo esto en medio de denuncias periodísticas contra la primera dama, Nadine Heredia, quien gastó 38.000 dólares en ropa y joyas con la tarjeta de crédito de una amiga, Rocío Calderón Vinatea, que recibió depósitos por unos 19.000 dólares de esta misma empresa venezolana en el 2005.

Por su parte, la madre de Nadine, Antonia Alarcón, recibió en su cuenta los restantes 68.000 dólares. Posteriormente, tanto Calderón como Alarcón transfirieron a Heredia unos 15.500, según la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). Entre tanto, la primera dama recibió otros 57.000 dólares cuyo origen nunca aclaró, conforme a lo informado por la UIF.

Además de ser amiga de infancia de Heredia, la abogada Calderón se desempeña como asesora legal de la Secretaría de la Presidencia de la República.

“Estoy indignado. Se está haciendo una persecución, es una cosa traída de los cabellos y exagerada. Se trata de una colaboración de empresarios venezolanos y de otros países, seguramente, pero que no tiene nada de ilegal”, respondió Humala a la prensa, argumentando que en el 2005 aún no se había fundado su Partido Nacionalista Peruano. Se sabe, además, que Inversiones Kaysamak C. A. es de propiedad de Julio César Makarem, un empresario muy cercano al presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Diosdado Cabello.

Con respecto a las acusaciones contra su esposa, Humala aseguró que “es un tema de compras personales entre dos señoras que debemos respetar. ¿Qué tiene de malo que la señora Nadine se tome un chocolate en Nueva York? La señora Rocío Calderón tiene los recursos suficientes para sustentar eso”.

Sin embargo, la denuncia periodística sobre los gastos de Nadine Heredia hizo hincapié en que la primera dama hizo algunas de las compras mientras acompañaba a su esposo en viajes oficiales al extranjero. Y muchos cuestionan la falta de coherencia entre estos gastos, que incluyen artículos de marcas como Louis Vuitton, Ermenegildo Zegna, H. Stern, entre otras, y el discurso nacionalista del partido de Humala. A todos estos cuestionamientos se suma que la esposa del Presidente use la tarjeta de una amiga, muestra de generosidad que genera más que suspicacias.

La Primera Fiscalía de Lavado de Activos embargó el lunes la caja fuerte que Calderón y su madre, Lourdes Vinatea, tenían en un banco peruano. En la caja se encontraron joyas y 44.100 dólares en efectivo.

Para el analista Luis Benavente, “Humala admite un hecho que era un secreto a voces y cuando ya es inevitable negarlo”, refiriéndose a la entrada de dinero venezolano. Con respecto a cómo afecta este caso los futuros planes políticos de Nadine Heredia, el analista considera que ella “ha ido perdiendo popularidad a pasos agigantados a lo largo del gobierno de su esposo. Su figura fue desdibujándose por una serie de errores, y el último de ellos es su relación con la vanidad y el lujo. Definitivamente, su filiación política no va con Ermenegildo Zegna ni Lou-is Vuitton”, concluyó.

Fuente: Periódico El Tiempo

Comentarios

Share.

About Author