‘El compositor debe escribir las canciones bien y bonitas’: Manzanero

0

“No hay que escribir ‘está chido’, sino ‘está bien’; ni ‘qué padre’, más bien ‘qué bueno’. Todas esas cosas que no son bonitas, que no suenan bonitas, hay que arrancarlas de los idiomas”, les dice Armando Manzanero a sus alumnos de la clase de composición en la Sociedad de Compositores de México.

“Y además, que su misión como compositores es comunicar, pero de una manera agradable. Hay que inundar el mundo de música y lecturas que alegren, más en estos tiempos en los que la gente no lee. Además, tengamos algo en cuenta: estos señores que nos conquistaron nos trajeron un idioma muy bonito, aprovechémoslo”, comenta Manzanero.

Su voz es dulce y tranquila. Y está listo para regresar a Colombia, donde dará un concierto el 17 de octubre en el teatro Jorge Eliécer Gaitán, de Bogotá.

Y por supuesto, cada palabra de Armando Manzanero en lo relacionado con la composición es válida. Es uno de los creadores románticos más importantes de América Latina, con más de 400 temas escritos, entre ellos éxitos como ‘Esta tarde vi llover’, ‘Contigo aprendí’, ‘Somos novios’, ‘No sé tú’, ‘Adoro’, ‘Nada personal’, ‘Voy a apagar la luz’ y ‘Esperaré’.

Nacido en Ticul (Yucatán), el 7 de diciembre de 1935, a los 15 años hizo su primera composición, llamada ‘Nunca en el mundo’. Y aunque esta faceta fue la primera importante de su vida, al lado de estudiar música y piano (a los 8 años ingresó a Bellas Artes de Yucatán), a los 21 años se convirtió en el productor musical de la desaparecida disquera CBS.

Lo anterior implica que en la industria de la música, Manzanero ha estado en todos los espacios posibles, y por eso afirma que no extraña lo que fue este negocio algún día.

“A todos los cambios haya que adaptarse, y más aún ahora que soy presidente de la Sociedad de Compositores de México y que vamos a empezar a cobrar por las plataformas de internet. Como es lógico, esto tomará tiempo, pero lo haremos, para estar a tono con la industria de hoy”, agrega.

Afirma que no importa por donde se oiga, la música es atemporal, “es para siempre”.

Señor de sus canciones, el compositor dice que, aunque ha tenido amistad verdadera con algunos de los intérpretes de sus temas, con otros no tanto.

“Con Lucho Gatica me unió una gran amistad. Igual, con Angélica María, pero ella ya no graba. Con Roberto Carlos me veo de vez en cuando y con Andrea Bocelli hay una relación de tres años para acá, tiempo en el que me ha grabado temas. Con Luis Miguel, con quien he trabajado por más de 20 años, no hay una relación como tal, cada uno en su mundo. Lo mío es un trabajo, y lo tomo así”.

Y aunque lo perciba como una actividad laboral, la esencia de esta es el romanticismo de Manzanero, quien dice ponerle amor a todo.

“Desde que me levanto y miro que las cortinas estén bien y las abro, que la ropa se encuentre ordenada, en el agua que les pongo a mis plantas, todo lo bueno que uno haga con gusto y con amor clasifica en lo romántico”, afirma este señor de las letras bonitas.

Hablando en maya con la abuela Rita

En la página oficial de Armando Manzanero se habla de la mención permanente del compositor a la luna y las estrellas en sus creaciones.

Y se dice que se debe a su muy cercana relación con Rita, su abuela materna, una indígena maya con la que se comunicaba en esta lengua y que le enseñó la importancia de los astros en la vida.

Además, Rita era madrugadora y en el tiempo que tuvo a su nieto a cargo lo llevaba con ella a vender los sombreros que hacía desde tempranas horas en Mérida, Yucatán.

¿Dónde y cuándo?

17 de octubre, 8 p. m. Teatro Jorge Eliécer Gaitán. Carrera 7 n.° 22-47, Bogotá. Informes: 593-6300 y www.tuboleta.com. Boletas: 80.000, 110.000, 140.000 y 160.000 pesos.

 

 

Por: eltiempo.com

Comentarios

Share.

About Author