El Niño, en su fase más intensa de diciembre de 2015 a marzo de 2016

0

El Fenómeno del Niño continúa en el Océano Pacífico tropical y proyectará su fase más intensa para final del 2015 y principios del 2016, como lo ha ratificado el Ideam durante los últimos meses.

De acuerdo la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y los informes emitidos por agencias meteorológicas internacionales, las temperaturas de la superficie del agua en las zonas central y oriental del Pacífico superarán el promedio en 2 grados centígrados. Esto indica que el actual Fenómeno del Niño será uno de los tres más fuertes registrados desde 1950.

En el territorio colombiano, la segunda temporada de lluvias que se presenta durante los meses de octubre y noviembre, e incluso primeras semanas de diciembre, cuenta con características diferentes en cada región del país y se ve influenciada por la presencia de El Niño, que hace que la cantidad y frecuencia de estas lluvias disminuyan.

Los estudios realizados por el IDEAM informan que la disminución de precipitaciones se acentuará en la región Caribe y Orinoquia a partir de la tercera semana de noviembre. En el caso de la región Andina, esta disminución se presentará a mediados de diciembre.

La presente temporada de lluvias no indica la finalización del Fenómeno, por el contrario, se espera que su etapa más intensa se dé entre diciembre de 2015 y marzo de 2016, seguido de un debilitamiento que podría estar presente hasta el segundo trimestre del próximo año.

Las lluvias se presentan en el país históricamente en dos temporadas (entre mediados de marzo y mediados de junio, y entre mediados de septiembre y mediados de diciembre) debido a que en Colombia confluyen los vientos que soplan desde el Hemisferio Norte y desde el Hemisferio Sur, generando un movimiento ascendente del aire que forma nubosidad y también precipitación.

Por ello, las lluvias de esta época del año pueden generar crecientes súbitas en ríos de alta montaña y deslizamientos de tierra en zonas inestables de ladera. Sin embargo, los niveles de los ríos de las cuencas Magdalena, Cauca, San Jorge, Meta y Arauca, estarán fluctuando alrededor de sus valores medios y bajos, mientras que en las cuencas Amazonas y Atrato, los niveles estarán en valores medios y altos.

La temporada seca que se presentará a finales de 2015 y comienzos de 2016, coincidirá con el fenómeno El Niño en su fase de máxima intensidad; lo que propiciará una temporada seca más crítica de lo normal. El Ideam asegura que es importante que se sigan aunando esfuerzos para planificar y enfrentar los impactos en el territorio colombiano.

Por: EL TIEMPO

Comentarios

Share.

About Author