El “viagra” femenino está a punto de llegar

0

Para las mujeres con bajo apetito sexual, un nuevo medicamento parece estar muy cerca de su alcance. Un panel de asesores de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, FDA (por sus siglas en inglés), recomendó que se apruebe la comercialización de la flibanserina, una píldora, mal llamada viagra femenina, dado su incremento en el deseo sexual femenino.
“Este medicamento tiene un comportamiento muy similar a los antidepresivos, estimula unos receptores en el cerebro y supuestamente aumenta el deseo sexual. Está indicado únicamente para el deseo sexual hipoactivo femenino. Esta píldora no puede denominarse como viagra, dado que este es un medicamento para aumentar el flujo sanguíneo. Lo llaman viagra porque cualquier medicamento que funcione en sexualidad automáticamente lo llaman de esa manera, pero nada más lejos del mecanismo de acción”, explica el urólogo-sexólogo Juan Fernando Uribe.
A la venta con advertencias
El grupo de expertos de la FDA apoyó la medicación, siempre y cuando sea puesta a la venta con las advertencias sobre sus efectos secundarios que, en este caso, son posibles desmayos, disminución de la presión arterial, somnolencia, náuseas y mareos. “Tampoco hay por qué alarmarse, no es peligroso, lo que pasa es que este medicamento no es completamente neutro, pero sus efectos no son devastadores. Habrá que ver si realmente es efectivo y no es un simple placebo”, advierte Uribe.
Y aunque ya falta poco para la aprobación, la FDA rechazó en otras dos ocasiones anteriores el compuesto, después de que algunos expertos concluyeran que había dudas sobre su seguridad, y no consideraban que hubiera pruebas suficientes que demostraran que el fármaco es eficaz para las mujeres con poco apetito sexual. Por su parte, Sprout Pharmaceuticals, fabricante de la flibanserina, presentó nuevos estudios que convencieron a los expertos de que su producto está listo para salir al mercado.
El consumo es particular
No solo con este, sino con otros medicamentos es necesario determinar unas características particulares femeninas e identificar si están antes o después de la menopausia. “Cada una se comporta distinto. A todas hay que hacerles un adecuado diagnóstico hormonal y luego determinar los padecimientos, entre los que se ubican problemas de deseo, de lubricación, de dolor, del orgasmo. Cada una se trata distinto. Automedicarse es mala idea, por lo tanto, siempre deben estar orientadas por especialistas para que el tratamiento tenga éxito”, puntualiza el especialista .
Fuente: El Colombiano

Comentarios

Share.

About Author