En cambuche, sin luz, fue encerrada la pequeña Daniela

0

Comiendo golosinas, jugando con sus amigos más cercanos y sin separarse un solo minuto de sus padres. Así ha pasado la niña Daniela Mora Caicedo sus primeras horas de libertad luego de permanecer casi dos días secuestrada por una red de delincuencia organizada.

El sábado en la noche, luego de reencontrarse con sus seres queridos, la menor prefirió no dormir sola y fue acompañada por varios de sus familiares, a quienes alcanzó a relatar brevemente que durante su cautiverio pasó el tiempo en una hamaca dentro de un cambuche en el que no había ni luz ni agua.

También contó que sus secuestradores la hicieron caminar durante varias horas por una zona montañosa que ella no reconoció.

Diego Mora, director de la Unidad Nacional de Protección y padre de la pequeña, indicó que su hija aún está muy afectada por el secuestro y se ha mostrado resistente a entregar muchos detalles de su cautiverio.

Señaló que se espera que poco a poco vaya entregando información que pueda resultar clave para la investigación que adelantan las autoridades.

Sus familiares dijeron que la niña ha dormido bastante y aunque luego de los chequeos médicos se dictaminó que se encontraba bien de salud y registraba un estado de agotamiento por causa de las jornadas de caminata y la presión sicológica que sufrió en cautiverio.

La familia Mora Caicedo, que seguirá viviendo en la ciudad de Cúcuta, instó a los colombianos a confiar en las instituciones de seguridad y a entablar las denuncias pertinentes cuando sean objeto de ese delito, con las cuales se pueden generar acciones oportunas.

“Este es un delito abominable, cómo pueden destruir a una familia entera y someter a las personas a semejante tortura sicológica”, dijo el director de la UNP.

Agregó que ahora viene un proceso para que la familia vuelva a la normalidad y pueda recuperar su intimidad.

La Policía intensificó las operaciones para capturar a los responsables del secuestro de la menor y se indagaba sobre la posible participación de un ciudadano de nacionalidad venezolana en el plagio. Las autoridades mantuvieron el ofrecimiento de una recompensa por información que permita capturar a los secuestradores.

Los investigadores han fortalecido la hipótesis de que una persona muy cercana a la familia Mora Caicedo fue quien entregó información para que se cometiera el secuestro.

El general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional, dijo que el éxito que se alcanzó con la liberación de la menor no será completo, “hasta tanto no se logré dar con los delincuentes que están detrás del plagio”.

Fuente: El Tiempo

Comentarios

Share.

About Author