En el limbo continúa la suspensión que la Procuraduría le profirió al alcalde distrital Rafael Martínez.

0

En el limbo se encuentra la decisión de la Procuraduría General de la Nación de suspender al alcalde de Santa Marta, Rafael Martínez, y en consecuencia los samarios no tienen claridad sobre lo que ocurre con la administración distrital.

Sólo trasciende a la prensa, para complicar la situación del mandatario local, que desde la misma Alcaldía se les presionó a los empleados y contratistas a que participaran ayer de la consulta Liberal con votos a favor de Humberto de la Calle.

Igualmente ha trascendido que ni el alcalde Rafael Martínez ni el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, han sido notificados de la decisión y por consiguiente, será el Ministerio Público el que explique las cosas y haga las precisiones a que haya lugar.

Entre tanto, hay un completo hermetismo en el Palacio de Gobierno Distrital, contrario al deber del alcalde, de informar oportunamente sobre todo lo que ocurre en la ciudad y especialmente con sus administradores.

Comentarios

Share.

About Author