Escándalo de la FIFA: ¿Está Nike involucrada?

0

El escándalo de la FIFA por el supuesto cobro de comisiones de algunos de sus directivos ha afectado directamente a Nike. La empresa deportiva está en el punto de mira de la Justicia norteamericana por los contratos que habría firmado para introducirse en el mundo del patrocinio a equipos de fútbol y jugadores.

Según se hace eco The Wall Street Journal, Nike se introdujo hace más de 20 años en el negocio del patrocinio futbolístico, y son los primeros contratos que firmó los que ahora están en el punto de mira de las autoridades judiciales de EEUU.

Concretamente, el equipo de fiscales que lidera Loretta Lynch está investigando el contrato multimillonario de Nike con la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) en 1994. Este acuerdo era sumamente generoso con la selección más poderosa del planeta, ya que la empresa deportiva se comprometía a vestir a los jugadores y al cuerpo técnico durante 10 años por una suma hasta ese momento inédita: 200 millones de dólares.

Una oferta que dejó afuera a Adidas, la otra gran marca competidora a escala global en este mercado, que no pudo mejorar la oferta. De esta forma, Nike entraba por la puerta grande en el fútbol logrando que jugadores tan reconocidos como Romario, Dunga y Bebeto llevaran su marca, aunque la operación fue tildada por muchos como temeraria dado que hasta ese momento Nike sólo había patrocinado a equipos y estrellas de la NBA.
El contrato fue suscrito por Philip Knight, cofundador de la empresa, su presidente Tom Clarke y dos altos ejecutivos, y en él se especificaba que la compañía de ropa y accesorios deportivos le pagaría de forma directa a la CBF sin que hubiese intermediarios en la operación.

No obstante, ahora la Justicia norteamericana investiga el supuesto pago de 30 millones de dólares que hizo la empresa a un intermediario para que convenciese a los dirigentes del fútbol brasileño de optar por Nike. En la acusación del equipo de fiscales antes mencionado no se nombra directamente a Nike, aunque sí se hace referencia a la empresa de forma velada.

De momento, ni la empresa deportiva ni ninguno de sus directivos han sido acusados directamente, aunque sí que están cooperando con la justicia.
El intermediario para lograr ese acuerdo millonario fue Traffic Brasil, cuyo propietario es José Hawilla, uno de los empresarios acusados formalmente por el FBI en el escándalo de la FIFA. Está acusado de lavado de dinero, extorsión y fraude, y según parece su firma aparece en el contrato firmado entre Nike y la CBF.

Las autoridades judiciales barajan la posibilidad de que Nike pagase a una filial de Traffic Brasil a través de una cuenta de Suiza para lograr el contrato con la selección brasileña, un dinero que habría sido abonado en concepto de “compensación”. Asimismo, se investiga el hecho de que Traffic facturase a la empresa deportiva otros 30 millones de dólares durante tres años, dinero que según se cree habría sido utilizado para pagar sobornos y comisiones.
Fuente: bolsamania

Comentarios

Share.

About Author