Escándalo de ‘turismo judicial’: jueces de viaje y el país en paro

0

Mientras algunos magistrados de cortes y tribunales siguen buscando firmas para el referendo con el que pretenden tumbar la reforma del equilibrio de poderes, que les quitó varias prebendas, empieza a cocinarse lo que podría ser otro escándalo de ‘turismo judicial’.

El paro de la Rama del año pasado -el más largo de la historia del país que paralizó 23.412 audiencias, agravó la congestión de la justicia y les valió a los colombianos 98.000 millones de pesos- fue la oportunidad que aprovecharon al menos 553 operadores de la justicia para salir del país, 261 sin aparente justificación.

Según una investigación de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, durante los 73 días de cese de actividades de la Rama, magistrados de tribunal, jueces y funcionarios como secretarios y sustanciadores se ausentaron de sus puestos para salir del país. Algunos, incluso, hicieron más de un viaje.

Así, 293 servidores y funcionarios de la Rama en Bogotá tuvieron salidas al exterior entre el 9 de octubre hasta el 19 de diciembre del 2014, cuando empezó la vacancia de toda la Rama. De Bucaramanga salieron 74 personas; 50, de Cartagena; 24, de Villavicencio; 64, de Tunja; 15, de Popayán y 12, de Florencia.

Esos viajes están siendo verificados por la Judicatura, pues la mayor parte de los que viajaron durante el paro y recibieron sin embargo sueldo no han entregado aún una explicación.

De acuerdo con la información que hasta el momento se ha remitido a la Sala Administrativa, de los 293 de Bogotá que viajaron, 180 no presentaron ante la Judicatura ninguna justificación para hacerlo. La proporción es similar en las otras ciudades. De hecho, la Judicatura verificó que durante los tres meses de cese de actividades algunas personas salieron hasta tres veces del país sin una razón hasta ahora válida.

Es el caso, en Bogotá, de José Joaquín Cely Páez, funcionario de la Sección Segunda del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, de Natalia Carolina Montenegro, del juzgado 20 penal con función de conocimiento del circuito de Bogotá y de César Rafael Marcucci Diazgranados, de la Sala Laboral del Tribunal Superior de Cundinamarca.

En el listado de viajeros en tiempos del paro se encuentran dos magistrados de tribunales que salieron dos veces. Se trata de Samuel José Ramírez Poveda, de la Sección Segunda de Tribunal Administrativo de Cundinamarca, y de Alberto Poveda Perdomo, de la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá. Según Poveda, tenía vacaciones acumuladas que fueron autorizadas. Dijo, además, que la Sala Administrativa no tenía competencia para solicitar información de viajes.

Dos viajes también se reportan a nombre de Luis Alfredo Barón Corredor, de la Sala Laboral del Tribunal Superior de Bogotá, y otro a nombre de Óscar Fernando Yaya Peña, de la Sala Civil, quien al ser consultado por EL TIEMPO dijo que no atendería medios.

Otros magistrados como Iván Alfredo Fajardo, de la Sala de Familia del Tribunal Superior de Bogotá, y Manuel Alfonso Zamudio, de la Sala Civil del mismo tribunal, hicieron un viaje. EL TIEMPO llamó a sus despachos, pero no fue posible contactarlos.

No entra en la agenda

Aunque el tema es de la mayor importancia y está suficientemente documentado, la Sala Administrativa no ha logrado sentarse a analizarlo pese a que ha estado por más de cuatro ocasiones en el orden del día.

Esto ha impedido que se compulsen copias a la Sala Disciplinaria, que en teoría debería imponer sanciones contra quienes no logren justificar por qué se fueron del país en época laboral.

Al respecto, el presidente de la Sala Administrativa, José Agustín Suárez, aseguró que “no ha habido tiempo” para dar el debate y que, “cuando llegue el momento, se abordará”.

Por su lado, Gloria María Borrero, directora de la Corporación Excelencia en la Justicia, señaló que las evidencias apuntan a “un nuevo caso de turismo judicial” y pidió que se haga claridad sobre las razones de estos viajes.

Pese a que el tema aún no es de conocimiento de la Sala Disciplinaria, consultado por EL TIEMPO el presidente del Consejo Superior de la Judicatura, Wilson Ruiz, advirtió que si se comprueba que funcionarios judiciales se ausentaron sin permiso podrían haber incurrido en abandono de cargo, una falta gravísima que da incluso para destitución.

Este diario habló también con el principal promotor del paro, el presidente de Asonal Judicial, Freddy Machado, quien se mostró a favor de adelantar investigaciones disciplinarias del caso.

“Si hay personas que abandonaron el sitio de trabajo y tomaron el paro como vacaciones, el primero en desautorizarlo soy yo, porque el paro se hizo para protestar. Sería un contrasentido, porque aun si estamos en paro debemos estar en el sitio de trabajo”, dijo.

 

 

 

Fuente: El Tiempo

Comentarios

Share.

About Author