Estudiantes de la Universidad del Magdalena marcharon masivamente contra el recorte presupuestal a la educación superior pública

0

Ni la presencia de la lluvia impidió que miles de jóvenes estudiantes, docentes, personal administrativo y comunidad en general brindaran su respaldo a la protesta nacional en defensa de una educación superior de calidad y de mayor financiación.

Puntuales, con camisas blancas, arengas, carteles y símbolos de protesta pacífica, miles de personas integrantes de la comunidad académica de la Universidad del Magdalena marcharon por las principales avenidas de la ciudad de Santa Marta para manifestar su rechazo a la intención del Gobierno Nacional de emprender recortes presupuestales a los recursos que reciben las instituciones de educación superior pública en Colombia.

La manifestación salió, liderada por el movimiento estudiantil y por el rector de esta casa de estudios superiores, Pablo Vera Salazar Ph.D desde el Campus Principal de UNIMAGDALENA, y recorrió la Avenida del Ferrocarril en su cruce con la Avenida del Río. De allí, los participantes viraron por la Carrera 5 hasta la calle 14 para finalmente, por esa vía, culminar en una multitudinaria concentración desarrollada en la plaza del Parque de Bolívar, en pleno centro histórico de la capital del Magdalena.

A ninguno de los asistentes, que en todo momento rechazaron cualquier clase de presencia política al interior de la marcha, le importó las condiciones climáticas. Desde personas mayores hasta los más jóvenes se unieron en una sola voz para rechazar el hecho que, para el 2018, aunque el rubro destinado para educación del Presupuesto General de la Nación aumentará en 1.9 billones de pesos, lo que significa que en principio 900 mil millones serían utilizados para la educación superior pública, en realidad serán girados para el ICETEX, lo que desfinancia los proyectos e iniciativas para el fortalecimiento de las universidades públicas en Colombia.

De igual forma los estudiantes manifestaron por iniciativas como ‘Ser Pilo Paga’, en la que 98,4 % de los recursos destinados a este programa han terminado en instituciones de educación superior privadas. Esto preocupa pues por cada estudiante que se financia en una universidad privada se podrían financiar 14 en una pública. Para el año 2018 el Gobierno Nacional destinará 3.5 billones de pesos a ‘Ser Pilo Paga’ mientras que el presupuesto de todas las universidades públicas del país es de 2.2 billones. El presupuesto de Colciencias para el próximo año se reducirá en un 56% y del fondo de regalías se recortará 1.1 billones de pesos de ciencia y tecnología para destinarlos a la construcción de vías terciarias.

A todo ello se suma que en el año 2016 se dejaron de percibir 373 mil millones de pesos, en el 2017 434 mil millones y para el 2018 se proyecta una reducción de 591 mil millones de pesos. Con la reforma tributaria del 2016 se eliminó el impuesto CREE, creado con la reforma tributaria del 2012 para palear necesidades de infraestructura y dotación de las Universidades Publicas, siendo otra arista a la encrucijada financiera de la educación superior publica en Colombia.

La problemática no ha sido ajena a la Universidad del Magdalena. El presupuesto de esta casa de estudios superiores para el presente año es de 118 mil millones de pesos, de los cuales el Estado asumió 53 mil millones. La institución recibe por estudiante 2,4 millones de pesos mientras que el promedio regional es de 4 millones de pesos por estudiante, población que ha crecido con el tiempo: de 9.649 estudiantes matriculados en 2010 en la actualidad son 16.654.

El rector Pablo Vera Salazar recordó que esta institución defiende el derecho “de una educación digna para todos, que se salvó gracias a un trabajo de mucha gente pero que desafortunadamente tiene un modelo financiero donde hay un peso enorme sobre el bolsillo de sus padres o de ustedes y esa situación no puede ser sostenible en el tiempo y sus padres o ustedes no pueden asumir esa obligación que le corresponde al Gobierno, sea Nacional, departamental o distrital”.

En ese sentido recordó que, en el caso de programas como Ser Pilo Paga, a la institución se le ha girado un porcentaje mucho menor al que se le envía a las universidades privadas, que solo reciben a un estudiante. “No es justo que nos hayan girado la semana pasada 23 millones de pesos por los 23 estudiantes que nos acompañan a través de ese programa. Con eso le pagaron medio semestre a un estudiante de una universidad privada en Bogotá en el mismo programa. Los pilos son todos, los sordos, los invidentes, los indígenas, las madres cabezas de hogar, son todos aquellos que se están formando con sacrificio y esfuerzo. La educación no es un privilegio de unos pocos, es para todos los colombianos”, sentenció el máximo dirigente de esta casa de estudios superiores en medio de un sonoro y emotivo aplauso de los asistentes.

En la concentración también se manifestaron estamentos de la institución como el profesor Ubaldo Mercado quien destacó que “queremos felicitar a todas las organizaciones estudiantes que con sus diversas ideologías se unieron para sacar esta manifestación adelante. La Universidad del Magdalena se respeta y está presente”.

El representante estudiantil ante el Consejo Superior, Anderson Marín Vidal, destacó que “no había visto una manifestación tan sentida. Me siento contento que todos los grupos y colectivos nos hayamos unido para esta causa, hemos aprendido. Juntos hacemos más y construimos mejor universidad. Nuestra UNIMAGDALENA merece lo mejor y por ello queremos trabajar de forma unida. Somos una sola institución a pesar que seamos de diferentes regiones, ideologías e incluso programas académicos”.

La manifestación, realizada en esta ocasión en las calles de Santa Marta, no cesará. A través de diversas plataformas en redes sociales y medios interactivos, los estudiantes, docentes, trabajadores y comunidad en general de UNIMAGDALENA seguirán manifestando su voz de rechazo ante la acción de recorte de recursos a la educación pública. ¡No al recorte presupuestal!

Comentarios

Share.

About Author