Fernando Gaviria ganó la sexta etapa de la Tirreno-Adriático, Nairo sigue líder

0

Con autoridad, así ganó este lunes la sexta etapa de la Tirreno-Adriático, el ciclista colombiano Fernando Gaviria. Al antioqueño le sobró inteligencia a la hora de encarar los metros finales, y en el último tramo superó con creces al múltiple campeón Peter Sagan.

“Es el campeón mundial (Sagan) es un orgullo poderle competir de igual a igual”, reconoció Gaviria tras haber llegado primero a la meta.

El otro colombiano protagonista, Nairo Quintana (Movistar) mantuvo sin problemas el maillot azul de líder.

Sin duda fue una victoria importante y significativa para Gaviria, de 22 años, quien hizo honor a su apodo de “Misil” de la Ceja (Antioquía), en un esprint mano a mano con el doble campeón del mundo, el eslovaco Peter Sagan, quien no pudo rubricar el triplete. la balanza se decantó hacia el colombiano, que volvió a besar su pulsera en meta. La tercera plaza fue para el belga Jasper Stuyvens (Trek).

“Cometimos un error en la aproximación al esprint pero por suerte pude rectificar. Siempre es un desafió competir con Sagan, que ha demostrado estar muy fuerte. Había que responder y todo ha salido bien. Es una victoria muy importante para el equipo”, dijo en meta Gaviria.

Un buen golpe moral para el triple campeón mundial en pista, modalidad de omnium, a 6 días de la Milán San Remo, la “classicissima” que abre la temporada de los grandes clásicas, donde Gaviria acudirá a mostrar su buen estado de forma.

Jornada que se ajustó al guión previsto de llegada masiva, donde Nairo Quintana no pasó apuros para guardar su camiseta azul de líder, ya a un solo paso para el triunfo final. El boyacense solo tiene el escollo cronometrado de este martes de San Benedetto del Tronto.

Quintana llegará a la cita con el reloj con 50 segundos de ventaja sobre el francés Thibaut Pinot (Francaise) y 1.06 respecto al australiano Rohan Dennis (BMC), por lo que se encuentra a punto de adjudicarse la carrera de los dos mares por segunda vez en tres años.

La jornada la animaron con una temprana fuga siete corredores:

Gastauer (Ag2r), Kochetkov (Katusha), Ballerini (Androni), Bonusi (Androni), Andreetta (Bardiani), Maestri (Bardiani), Marangoni (Nippo), Henttala (Novo Nordisk). Nunca tuvieron una ventaja significativa, apenas 3 minutos al comienzo de la aventura.

La avanzadilla hubo de parar a consecuencia de un paso a nivel que detuvo al pelotón por el paso de un tren. Anécdota superada la expedición pasó a la historia a 8,2 kilómetros de meta. Fueron momentos de intentos que no fueron a ninguna parte, entre ellos el de Vincenzo Nibali y su compatriota Felline.

El Quick Step y Bora pusieron en marcha el tren preparatorio al esprint, mientras Movistar trataba de resguardar al líder Quintana. Una vez en la recta de meta surgió el duelo al sol. Gaviria no había asomado por el podio y aceptó el reto de ganar a Sagan. Lo cumplió con autoridad. Era la cuarta victoria de la temporada, dos las consiguió en la Vuelta a San Juan y una en el Algarve.

Este martes concluye la Carrera de los dos mares con la séptima y última etapa, que se disputará en la modalidad de contrarreloj individual en San Benedetto del Tronto, con un recorrido de 10,1 kilómetros.

Comentarios