Fiesta americana en El Campín

0

Ayer, 15 minutos después de terminado el partido entre La Equidad y América, los hinchas escarlatas no se movían de las tribunas del estadio El Campín. Más de 30 mil llegaron para acompañar a su equipo y celebrar la contundente victoria 3-0, con goles de Éder Castañeda, Jeisson Lucumí y Ernesto Tecla Farías.

Era tanta la emoción de la fanaticada roja, que poco importó que el equipo que dirige el técnico Hernán Torres no hubiera brillado, especialmente en la primera parte, en la que le cedió el protagonismo a La Equidad, que hizo la mejor taquilla de su historia.

La primera gran virtud de los escarlatas en Bogotá fue no haberse dejado afectar por el entorno, como había ocurrido en los últimos cinco años, mientras estuvo en la categoría B, pues siempre que venía a la capital la ansiedad y la presión le superaban.

El cuadro rojo le apostó a la seguridad defensiva. Se paró bien atrás y les cerró todos los espacios a los aseguradores. Y en la segunda mitad se montó en el partido gracias a sus individualidades. Juan Camilo Angulo cobró un tiro de costado y Éder Castañeda, de taco, abrió el marcador.

El gol hizo que La Equidad, que venía invicto en el torneo, arriesgara un poco más y se descuidara en la defensa, de lo que se percató el técnico rojo, quien mandó al campo al veterano Jhony Vásquez para que marcara y al talentoso Brayan Angulo, para que manejara la pelota y los contragolpeara.

El segundo tanto americano llegó tras una recuperación de Castañeda, quien habilitó a Cristian Martínez Borja. El goleador escarlata peleó el balón y lo cedió a Lucumí, quien entrando al área sacó un remate abajo para superar a Diego Novoa.

De ahí en adelante fue una fiesta roja en las tribunas. A pesar de que La Equidad seguía arremetiendo de la mano de Stalin Motta y Carmelo Valencia, la victoria americana nunca estuvo en peligro, sobre todo porque el arquero Carlos Bejerano respondió las tres o cuatro veces que fue exigido. Para completar, cuando la gente gritaba el ole, llegó la tercera anotación tras una brillante acción de Martínez Borja, quien dejó a varios rivales en el camino y habilitó a Farías para que el argentino mandara la pelota al fondo de la red.

“Poco a poco vamos llegando a lo que quiero. No me atrevería a hablar de porcentajes, pero vamos mejorando, sobre todo cuando dejamos de jugar al pelotazo, a pelear los partidos y le apostamos más a la posesión, al manejo del balón, que es lo que caracteriza a este grupo”, aseguró el técnico Torres al final del juego.

Sobre la respuesta de la afición escarlata, que llenó El Campín, el estratega aseguró que “de ellos nada me sorprende. Llenan en todo lado. Acá y donde sea, siempre nos están acompañando. Ojalá les podamos seguir dando alegrías en el torneo”.

Comentarios

Share.

About Author