Gobierno garantiza el suministro de energía pese a la fuerte sequía

0

Tras advertir que la temporada seca se prolongará, por influencia del fenómeno del Niño, probablemente hasta marzo del 2016, el presidente Juan Manuel Santos hizo un llamado a los colombianos para que no desperdicien agua ni energía y para que eviten todo acto que pueda provocar incendios.

No obstante, este lunes, al final del consejo de ministros, el Presidente dio un parte de tranquilidad al asegurar que el nivel promedio de los embalses del país es del 70 por ciento.

“Eso nos da la tranquilidad en cuanto al abastecimiento de energía eléctrica; con estos niveles en los embalses, de aquí a marzo del año entrante tenemos garantizado el abastecimiento de energía”, dijo.

El mandatario se refirió también a los incendios forestales de las últimas semanas en distintas zonas.

“Desde el primer momento, di la instrucción al ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, de ponerse al frente de la emergencia, y así lo ha hecho”, aseguró, y explicó que se han atendido emergencias en Villa de Leyva, Antioquia, Caldas y, el pasado fin de semana, en Tolima, junto al Ministerio de Defensa.

Según el Presidente, 300 municipios en alto riesgo ya han sido atendidos y otros 585 están en planes de contingencia.
Reportes de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres indican que en lo corrido del año se han presentado, en total, 3.128 conflagraciones en 440 municipios, que han destruido cerca de 72.168 hectáreas de bosques y terrenos.

Riesgo de escasez

Por su parte, el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, advirtió ayer que más de 300 municipios enfrentan el riesgo de que sus fuentes hídricas se queden sin la capacidad de suministrar agua debido principalmente a la temporada seca.

Por este motivo, el Ministerio hizo un llamado para que las alcaldías tengan listos sus planes de contingencia, ya que el fenómeno del Niño pasó de débil a moderado y se estima que se irá hasta el primer trimestre del 2016.
Voceros del Centro Nacional de Huracanes de EE. UU. vaticinan que el fenómeno se acentuará entre octubre y enero.

El ministro Henao señaló que de “656 de esos planes en el país, 579 corresponden a zonas vulnerables por la reducción de lluvias, que es cada vez más alarmante”.

Entre enero y agosto, en departamentos como La Guajira, la disminución de lluvias ha sido del 78 por ciento; en Atlántico, de más del 50 por ciento, lo mismo que en San Andrés y los Santanderes.

Según el Ministro, la situación obliga a asumir dos planes de acción.

Uno de ellos es pedirles a los municipios que ya tienen estrategias de contingencia que declaren emergencia y calamidad para contratar carrotanques y plantas de agua de tratamiento portátiles.

Y el segundo, llevar con el Ideam a otros departamentos y regiones del país afectados por la sequía la resolución que castiga el derroche de agua.

“Ya tenemos más de 7.000 sancionados, pero la idea es llegar a donde hay más riesgo hídrico”, dijo Henao.
El funcionario agregó que la sanción para los derrochadores es pagar el doble de la tarifa por cada litro consumido de más, de acuerdo con la región en la que se encuentren.

Sobre la inquietud en el sentido de posibles incrementos en las tarifas de agua, el Ministro fue claro en que “no es viable hacerlo, menos ahora, porque le pegaría a la inflación”.

 

 

Por: El Tiempo

Comentarios

Share.

About Author