Gobierno venezolano controlará precios de todos los bienes y servicios

0

Una comisión estatal será la encargada de fijar el precio de todos los bienes y servicios que se transan en territorio venezolano, un precio máximo de venta que no permitirá más de 30 por ciento de ganancias para productores y comerciantes y para el que no se podrá utilizar el precio del dólar paralelo como referencia.

Con esas medidas el presidente Nicolás Maduro aseguró que busca proteger el poder adquisitivo de los venezolanos ante un panorama económico marcado por el desabastecimiento y un alza de precios que el mandatario reconoció como de 85 por ciento –“por ahí”, dijo- en lo que va de año (el año pasado cerró en 68,5 por ciento).

Como en ocasiones anteriores las medidas buscan atacar un flanco especulativo, que existe sin duda, pero sin tomar medidas de fondo para enderezar la economía del país, cuya productividad está estancada y totalmente dependiente de importaciones cada vez más limitadas gracias a la contracción en los precios del petróleo.

Es tal la reticencia gubernamental a tomar decisiones de fondo que el presupuesto para la Nación presentado por el gabinete para el próximo año fue calculado de nuevo sobre un precio base del dólar de 6,3 bolívares (aunque en el mercado paralelo se consigue a 720 bolívares), una estimación moderada del precio del petróleo a 40 dólares el barril y una inflación de 60 por ciento, considerada prácticamente imposible por los economistas, que calculan podría llegar hasta 290 por ciento en 2016.

Ni siquiera al momento de entregar el proyecto de presupuesto las autoridades dieron la cifra oficial de inflación, cuyos efectos se sienten en la calle prácticamente día tras día. La taza de café que hace dos meses costaba 100 bolívares (0,5 dólares a la tasa oficial más alta o 16 dólares, si se toma la tasa con la que se calcula el presupuesto nacional), hace dos semanas costaba 150 bolívares (0,75 dólares o 24 dólares) y amaneció el lunes de esta semana en 170 bolívares (0,85 ó 27 dólares).

La única acción que por ahora perfila el gobierno venenzolano es impulsar una campaña junto con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para intentar elevar el precio del barril a un máximo de 88 dólares, precio que considera óptimo para los requerimientos de producción. El aumento luce improbable en el corto plazo.

Mendoza demandado

La mañana de este miércoles el diputado oficialista y ex ministro Pedro Carreño introdujo formalmente la demanda contra el presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza y el economista Ricardo Hausmann, de quienes filtraron una conversación telefónica sobre acudir al Fondo Monetario Internacional en un eventual escenario de transición política en el país.

La conversación, aunque obtenida y publicada ilegalmente por el partido oficial, ‎fue utilizada por sus diputados para pedir a la Fiscalía que acuse al empresario y el economista por “traición a la patria” y “concierto para delinquir”.

 

Por: El Tiempo

Comentarios

Share.

About Author