Grammy Latino 2015: los premios más colombianos de la historia

0

Aunque Ricky Martin intentó descrestar cantando ‘La mordidita’ y Omy con Nicky Jam la versión latina de ‘Cheerleader’, en estos Grammy bien criollos lo que realmente estábamos esperando eran los shows de J Balvin con Farruko, Major Lazer y Mo, Bomba Estéreo con Will Smith, ChocQuibtown con el ballet de Cuba y Maluma con Fifht Harmony.

Pero antes de las presentaciones la fiesta para Colombia la hicieron Diamante Eléctrico, ChocQuibtown, Marta Gómez, Juanes, Alex Campos, Jorge Celedón y Gustavo García. El combo poderoso de 20 artistas colombianos comenzó pisando fuerte en el preshow que se transmitió por Internet con los premios a Mejor Video versión larga con ‘Loco de Amor’ de Juanes , Alex Campos por Mejor Álbum Cristiano con ‘Derroche de Amor’ y Marta Gómez en la categoría de ‘Mejor Diseño De Empaque’.

Sin duda alguna vendría un nuevo triunfo para Colombia en la categoría de Mejor Álbum de Cumbia o Vallenato por ‘Sencillamente’, de Jorge Celedon y Gustavo García. Como si fuera poco y sin dejarnos tomar un respiro llegaría el turno de ‘Mejor Álbum de Fusión Tropical’, y nos llevamos la grata sorpresa del triunfo de ‘El Mismo’ de ChocQuibTown. Posteriormente ‘B’ de Diamante Eléctrico dejaría en alto los colores patrios como Mejor Álbum de Rock.

Otro momento estelar fue el de la presentación de Monsieur Periné interpretando ‘Nuestra Canción’ en versión acústica, en un show bastante bonito e íntimo. Mojito Lite, Lucas Arnau, Bomba Estéreo y Santiago Cruz no ganarían en sus catagorías pero dejarían en alto nuestra música en unos premios como estos que representan un buen termómetro de lo que sucede en el continente.

Así terminaría la ceremonia previa de los Grammy Latinos, que se realizó este año en Las Vegas, para dar paso al esperado al show central. El encargado de abrirlo fue J Balvin con su canción ‘Ginza’, porque “si quiere reggaetón dale”, para luego terminar danzando con Major Lazer y Mo en una fiesta musicalizada con la canción del año: ‘Lean on’.

Como era de esperarse otro de los shows de la noche fue el de Bomba Estéreo con Will Smith. Li Saumet se comió el escenario con un colorido sombrero de plumas mientras Will Smith vestido de blanco regresaba a los escenarios con el tema ‘Fiesta’ de la banda colombiana, un poderoso himno bailable que ha dado tanto de que hablar como cualquiera de los mismísimos males de esta humanidad. Una presentación de grandes ligas, mediática hasta el cansancio y sabrosa como ninguna otra.

Por su parte ChocQuibtown enfiestó a todos con su Salsa & Choque junto al ballet de Cuba, que con más estilo que sabrosura montaron una coreografía algo extraña por lo menos para lo que requería la canción. Goyo no pasó desapercibida mientras Slow y Tostao se encargaban con sus versos de ponerle acordes a la historia. Lo suyo hizo Maluma con Fifht Harmony cantando ‘Sin contrato’, en una combinación musical que ni el más optimista si hubiera imaginado. “Esto es Colombia parceros”, repitió una y otra vez el artistas colombiano.

Pero si lo descrestaron las presentaciones y por primera vez los Grammy Latinos no parecían una fiesta mexicana, que decir de los importantes premios que recibirían J Balvin y Monsieur Periné en la ceremonia televisada. El primero en la categoría de Mejor canción urbana y el segundo como Mejor nuevo artista. Tuvieron que bajarlos casi a bolillo, porque la emoción los desbordaba y el discurso con su emotividad se hacía interminable por lo menos para los productores de la transmisión. Grande Colombia.

Y para cerrar no podía ser otro que Silvestre Dangond, quien en su versión combinada con Nicky Jam interpretó ‘Materialista’, esta vez un poco más recatado que en el Reinado Nacional de Belleza en Cartagena. El final ideal para los premios más colombianos de la historia, que además dejaron como grandes triunfadores de la noche a Natalia Lafourcade y Juan Luis Guerra.

 

 
Por: El Espectador

Comentarios

Share.

About Author