Interpol emite alerta para buscar a Daniela Mora

0

La Policía Internacional (Interpol) emitió alerta amarilla en 198 países para buscar a Daniela Mora, hija del director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), Diego Mora, secuestrada el pasado jueves.

En la circular aparece la fotografía de Daniela, los nombres de sus padres y señala que la menor está desaparecida desde el 4 de junio en Cúcuta, Norte Santander. Las autoridades presumen que la niña no ha salido del país, aunque el plagio se cometió en inmediaciones a la frontera con Venezuela.

Daniela Mora fue secuestrada a las 5:30 de la tarde del jueves, en el sector Barrio Blanco de la ciudad de Cúcuta. Según la primera información que se conoció, el rapto fue llevado a cabo por hombres que interceptaron el carro en el que se movilizaba la menor, la bajaron y se la llevaron en otro vehículo. Horas después de los hechos, el conductor y la camioneta aparecieron en el corregimiento El Cornejo, del municipio de San Cayetano (Norte de Santander).

Pero frente a esta información surgen muchas dudas: ¿Por qué si el carro en el que transportaban a la niña es blindado, el conductor paró, abrió las puertas y permitió que se llevaran a la menor? ¿Cómo llegaron el conductor y el carro al sector de El Cornejo?

Diego Mora se encontraba en Cartagena en el momento de los hechos, participando en la Conferencia Internacional para el Control de Drogas (IDEC). Según informaron fuentes cercanas a la investigación, fue él quien puso en conocimiento de las autoridades la situación, pues tenía conectado su celular al GPS del carro y vio que había salido de la ciudad de Cúcuta.

Aunque hay gran hermetismo en la investigación se pudo conocer también que la familia Mora recibió una llamada en la que se expresó que el rapto de la menor es un secuestro extorsivo y que están exigiendo la suma de $500 millones. Las autoridades intentan por ahora establecer si la comunicación provino de los reales captores o de personas inescrupulosas que están tratando de sacar provecho de la situación.

Fuente: El Espectador

Comentarios

Share.

About Author