Juez de Ciénaga exonera de cargos al dueño del bus que causó la tragedia en Fundación, en donde murieron 33 niños y un adulto

0

El Juez Segundo Penal del Circuito de Ciénaga, Magdalena, Carlos Enrique González Varela, absolvió a Alfredo Cruz Esquea Chávez, dueño del bus que se incineró en Fundación, en donde murieron 33 niños y un adulto, al mediodía del domingo 18 de mayo de 2014.

Esquea, que fue absuelto tras demostrarse que en realidad era tenedor del bus y que el conductor, el día de la tragedia, lo sacó sin su permiso, era procesado por homicidio agravado en la modalidad de dolo eventual, como determinador.

El penalista José Jácome Salebe, abogado del procesado, señaló que en el juicio pudo demostrar que su defendido únicamente era tenedor del vehículo y no propietario como inicialmente se dijo.

“En el juicio se demostró que no tuvo la calidad de determinador, ni mucho menos del dolo eventual. El sentido del fallo fue absolutorio y la sentencia definitiva la dictará el juez el 16 de agosto próximo”, aseguró el jurista.

Según Jácome, contra Alfredo Esquea Chávez se levantaron todas las medidas cautelares que existía en su contra por estos hechos, al demostrar que la real propietaria del vehículo es una mujer residente en Barranquilla.

Jácome dijo que luego de concluido el juicio oral, no hubo apelación por los representantes de las víctimas, ni por la Procuraduría, como tampoco por la Fiscalía, por lo que la sentencia quedará ejecutoriada, al no ser blanco de recurso.

Por esta tragedia solo son procesados el abogado y asesor espiritual Manuel Salvador Ibarra Plaza y el conductor Jaime Gutiérrez Ospino. Ibarra contrató a Gutiérrez, para que transportara a los niños, luego que estos salieran de la iglesia Pentecostal Unidad de Colombia, al haber asistido a la Escuela Dominical.

Comentarios

Share.

About Author