“La ley, tal como fue aprobada nos perjudica” Opinan comerciantes de San Andresito

0

No son negocios de ahora. Es toda una cultura de ilegalidad provocada por el mismo Estado de la que ahora quiere zafarse de ella. Es cierto que en el país hay unas mafias enormes que mueven al año unos seis mil millones de dólares en mercancías de contrabando, según las cifras más conservadoras de la Dian. Pero la verdad es que, como dicen los propios comerciantes, “la ley nos trata como delincuentes, y no somos criminales”.

Es cierto que el país necesitaba una ley para enfrentar el contrabando en sus distintas modalidades, además de imponer severas sanciones pecuniarias y penales a quienes mueven esa economía subterránea, pero viene la pregunta: ¿era necesario meter a todos en una misma bolsa?

En Santa Marta existen dos lugares a los que la gente se acostumbró a llamar Sanandresitos. Los dos están localizados sobre la calle 13 desde la carrera tercera hasta la Avenida Campo Serrano. Uno de ellos no es sombra de lo que fue. El otro, edificaron una estructura que hoy opera más bien como un centro comercial donde los negocios expiden facturas y aseguran que solo tienen mercancía legal, debidamente registrada y con pago de impuestos.

En El Rodadero hay muchos. Operan como pasajes comerciales, colmenas y kioscos, donde el consumidor encuentra desde sombreros vueltiaos hasta mochilas wuayuu, pasando desde luego por los licores, cigarrillos, gafas, dulces, chancletas, vestidos de baño, sudaderas, y una lista innumerable de artículos. Curiosamente no hay grandes electrodomésticos, apenas uno que otro equipo de sonido, cámara digital fotográfica o Tablet.

Lo único cierto de todo ello es que entre todos los negocios que la gente conoce y operan con el nombre de Sanandresitos hay más de 3.000 personas generando su sustento diario y el de sus familias de la actividad comercial que realizan.

Esta semana los comerciantes de los Sanandresitos de Santa Marta salieron a las calles para unirse a la protesta nacional del sector que demanda la no sanción de la Ley Anticontrabando aprobada por el Congreso.

“El Gobierno nos trata como delincuentes, y no somos delincuentes, somos comerciantes, legales, honestos, trabajadores. Los criminales están en la calle, escondidos, al acecho del ciudadano, pero también hay delincuentes de cuello blanco, los que se roban la plata de la salud, de la educación, a ellos nos les ocurre nada. Ese es nuestro país”, dijo un comerciante que se identificó como Pablo y por seguridad pidió que omitiéramos su apellido, previamente identificado.

Los comerciantes de los Sanandresitos de Santa Marta niegan que se encuentran en una actividad ilegal. “Mire aquí lo que se vende son estas chucherías. Y se venden porque la gente las compra, no tienen dinero para ir un almacén de cadena donde muy seguramente las encontrará con unos precios por las nueves”, dijo.

Y luego remató: “Mire esa colmena que está frente a usted. ¿Qué contrabando pueden ser esas mochilas o esos sombreros?. Es una barbaridad que el Gobierno nos trate así”, sostuvo.

Al preguntársele por el origen de las mercancías señaló que “mucha de ella se adquiere en la industria nacional, otras llegan desde Maicao, eso no se puede negar. Pero porqué existe Maicao y las zonas de fronteras?. Porque el mismo Estado las autorizó. Es ingenuo pensar que la gente se vaya de aquí a Maicao o Cúcuta para comprarse un par de chancletas. Eso es ridículo.”, concluyó

 

 

 

Fuente: Hoy Diario del Magdalena

Comentarios

Share.

About Author