Los goles de Yerry Mina provocaron locura en el ejercito

0

Sport

Yerry Mina provocó la locura en la base militar de Tolemaida, donde el presidente Santos y miles de soldados siguieron con atención el partido Colombia – Senegal del Mundial de Rusia 2018. Vestidos con su uniforme de combate, centenares de soldados colombianos sufrieron y festejaron hoy el triunfo 1-0 de su selección ante Senegal que clasificó al equipo cafetero para los octavos de final del Mundial de Rusia.

Con banderas y cornetas los militares de las escuelas y brigadas acantonadas en el Fuerte Militar de Tolemaida, el principal centro de formación del Ejército colombiano, en el centro del país, siguieron minuto a minuto la retransmisión del partido desde la lejana Samara como un hincha más.

Acompañados por el presidente Juan Manuel Santos; el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas; el comandante de las Fuerzas Armadas, general Alberto Mejía Ferrero, así como por Esteban, uno de los hijos del mandatario, que sirvió en esa unidad militar, los soldados llenaron la bodega del Centro Logístico de la Aviación del Ejército en Tolemaida para ver el partido en una pantalla gigante.

Con disciplina castrense y banderas en la mano, los uniformados cantaron el himno nacional con la misma emoción que mostraban Falcao, James Rodríguez o Yerry Mina en Rusia y a partir de ese momento todo fue gritos, sustos y algarabía según las jugadas del partido que mostraba la televisión.

La tensión se apoderó del ambiente con el paso de los minutos, como ocurrió cuando Colombia tuvo la primera oportunidad del partido con un remate en un tiro libre de Juan Fernando Quintero en el minuto 11 que el guardameta senegalés mandó al tiro de esquina.

El partido avanzaba y con el empate sin goles Colombia estaba quedando fuera del Mundial, lo que aumentó la tensión reflejada en el rostro de los presentes que la aliviaban con gritos de “vamos” y “uff”, según la jugada.

El improvisado auditorio se volvió una fiesta cuando en el otro partido del Grupo H el polaco Jan Bednarek anotó el 1-0 frente a Japón, resultado que en ese momento le daba la clasificación a Colombia a los octavos de final.

Los asistentes saltaron de las sillas y celebraron entre abrazos y gritos, como si el gol lo hubiera anotado Falcao, James Rodríguez o cualquiera de los colombianos.

Poco después llegó el cabezazo de Yerry Mina, que terminó en el fondo de la red senegalesa y la explosión de júbilo en la unidad militar.

Santos y los soldados celebraron el triunfo de Colombia

© Proporcionado por Zeta Digital S.L.U. Santos y los soldados celebraron el triunfo de Colombia

Los soldados, extasiados, comenzaron a gritar al unísono “Colombia, Colombia” y a ondear las banderas para celebrar el gol del triunfo que permite a los cafeteros seguir en el Mundial.

Con el pitido final, llegaron nuevos abrazos y aplausos que se multiplicaron cuando Santos tomó el micrófono y resaltó la labor de la selección.

“Es la segunda vez que llegamos a un Mundial de manera seguida y después llegamos a octavos. Eso nunca nos había pasado, eso es un buen augurio para lo que viene”, manifestó el mandatario vestido con la camiseta amarilla de la selección, firmada por los jugadores.

El Fuerte de Tolemaida está considerado el corazón del Ejército colombiano ya que allí funcionan la Escuela de Lanceros, la de Paracaidismo Militar, la de Fuerzas Especiales, la de Entrenamiento Táctico, la de Asalto Aéreo, la de Tiro, el Batallón de Apoyo y Servicios, la unidad de Policía Militar No.5 y varias brigadas.

Comentarios

Share.

About Author