Mataron a ingeniero de Electricaribe que estaba amenazado

0

En las primeras horas de la mañana de ayer, cuando el ingeniero Alexander Garrido Salas, de 43 años, se disponía salir de su casa, fue baleado y murió poco después en un hospital cerca de su casa. Garrido, quien laboraba en Electricaribe, murió en el Hospital Cari de Barranquilla, a las 11:00 de la mañana de este jueves.

Alexander Garrido Salas, a las 8:00 de la mañana, cuando salía de su casa al trabajo, fue baleado en la calle 58 con carrera 23 del barrio Los Andes, de un disparo en la cabeza.

El empleado de Electricaribe estaba en la terraza de su casa disponiéndose a salir, cuando apareció el sicario y le disparó en la cabeza y posteriormente huyó en una moto AX azul, cuyo conductor lo esperaba a pocos metros. Testigos dijeron que los delincuentes al momento de huir se cayeron en la moto, pero rápidamente se levantaron y siguieron en la huída.

LO AUXILIARON

Alexander Garrido, luego del atentado fue conducido al Hospital Ese Cari de Alta Complejidad, a donde llegó en estado crítico debido a que presentaba exposición de masa encefálica y sin orificio de salida. Desde un comienzo los médicos indicaron que las probabilidades de que sobreviviera eran mínimas.

El empleado era ingeniero de control de pérdidas de Electricaribe en la Subestación Centro ubicada en la calle 47 con carrera 33 y estaba afiliado a Sintraelecol, sindicato de trabajadores de esa empresa. Amigos del trabajador comunicaron, que en el mes de junio había pedido a Recursos Humanos, que lo trasladaran por amenazas pero no lo hicieron.

“Él tenía muchas amenazas. Pero no sabemos cuál pudo haber sido la causa del atentado”, dijeron los amigos del ingeniero. Alexander Garrido residía en la calle 58 con carrera 23, junto con su madre y era padre de dos hijas.

COMUNICADO DE ELECTRICARIBE

Electricaribe lamenta el fallecimiento de su colaborador Alexander Garrido Salas, ocurrido esta mañana, víctima de un disparo en la cabeza al frente de su residencia. Alexander estaba vinculado a la empresa desde hace más de 26 años, en la actualidad prestaba sus servicios a la Unidad de lucha contra el fraude, era padre de familia y reconocido como una persona colaboradora y cercana entre sus compañeros.

La compañía ha instado a las autoridades para que adelanten la investigación correspondiente que lleve a esclarecer los hechos en el menor tiempo posible, ratificando su disposición y compromiso de colaborar en todo lo que esté a su alcance para la efectiva judicialización de los responsables.

Este hecho enluta a la empresa, a su familia, compañeros, amigos y a la sociedad de Barranquilla en general, a quienes expresamos nuestras más sinceras y dolidas condolencias.

Electricaribe rechaza cualquier acto de violencia, con independencia de sus móviles. En este caso particular, se ha divulgado en medios que las posibles causas para el asesinato, se relacionarían con su actividad en detección de fraudes de energía. Es insensato e inaceptable pensar que un ser humano que cumple una legítima y abnegada gestión en favor de la comunidad, sea asesinado en razón de su trabajo.

Cabe resaltar que en los últimos meses se han presentado diversos actos de violencia contra trabajadores y contratistas de la empresa, así como contra sus instalaciones físicas, lo cual rechazamos enfáticamente e instamos a todas las autoridades e instituciones competentes, a nivel local, regional y nacional a que nos brinden la debida protección y el acompañamiento que venimos solicitando repetida e insistentemente, para luchar contra el fraude y lograr su erradicación. Solos no lo lograremos.

Electricaribe ha venido denunciando los elevadísimos niveles de robo de energía e impago que se dan en la región, que hacen inviable la prestación sostenible del servicio con la calidad adecuada y que son reflejo de actividades delictivas organizadas que deben ser denunciadas por la comunidad y sus autoridades.

 

Por: Hoy Diario del Magdalena

Comentarios

Share.

About Author