Ola de raponazos antes, durante y después del concierto de anoche, que se prolongó hasta esta madrugada.

0

Una impresionante ola de raponazos se vivió antes, durante y después del concierto que el gobierno local organización con ocasión del cumpleaños 490 de la ciudad de Santa Marta, según denuncia de los afectados.

A pesar de la alta presencia policial, fue imposible evitar que delincuentes nativos y venidos de la vecina ciudad de Barranquilla hicieran de las suyas con sus fechorías.

De igual manera muchos borrachitos hicieron sus necesidades fisiológicas en terrazas y espacios públicos, delante de otras personas, sin recato alguno.

Como consecuencia de lo anterior, líderes cívicos y comunales de la zona céntrica, sector más afectado, consideran que debe haber una acción contundente del Gobierno Local, en procura de que mejore la cultura ciudadana y al mismo tiempo ejercer la autoridad, para que se garanticen la tranquilidad y el orden.

Por: Odin Vitola

Comentarios

Share.

About Author