Pese a mover más pasajeros, aerolíneas ven difícil cierre de año

0

Mientras el país sigue viendo crecimientos de dos dígitos en el número de pasajeros movilizados por avión, puntualmente del orden del 10 por ciento a nivel local, como hacia y desde el exterior durante el primer semestre, la industria aérea dice que llegó la hora de aterrizar y de revisar a fondo las proyecciones del sector, en las que se ven varios nubarrones en el frente.

Con pérdidas acumuladas a junio por 117.000 millones de pesos para el grupo de las cuatro principales compañías aéreas que tienen el 90 por ciento del mercado (Avianca, LAN, Copa y Viva Colombia), la Asociación del Transporte Aéreo de Colombia (Atac) asegura que dado el nivel actual de tarifas, que ha bajado en los últimos tres años, pero especialmente por el incremento en el precio del dólar, el gremio está viendo señales de una desaceleración durante el segundo semestre del año.

El director ejecutivo de la agremiación, Gilberto Salcedo Ribero, señala que el primer signo es la correlación directa que hay entre el crecimiento de la economía y el del sector.

El segundo, quizás el más grave en la coyuntura actual, es el golpe que la devaluación les está dando a las finanzas de las compañías, que, a pesar de mantener tarifas para atraer clientes, no logran compensar este efecto.

El directivo explica que una devaluación superior al 60 por ciento en el último año implica que en este nivel se ha vuelto más caro el 65 por ciento de la estructura de costos de las empresas que está en dólares, a lo que se suma el alza de costos en la operación aeroportuaria.

Uno de los signos más preocupantes para el sector es que mientras las cifras de Migración Colombia dan cuenta de que en julio hubo reducción del 34 por ciento en el número de colombianos que salieron al exterior, en el corto plazo la situación pinta peor, pues parte de lo que monitorean las aerolíneas es el número de reservas que se hacen sobre los tiquetes, y ya están viendo una tendencia a la baja en este indicador.

Y si bien estas compañías se han beneficiado de un menor precio del combustible (ha bajando cerca de 40 por ciento en 8 meses), esto solo incide en el 30 por ciento de los costos. El efecto neto de la devaluación menos combustibles, según Atac, es el de un encarecimiento que puede estar entre 7 y 10 puntos porcentuales adicionales.

“Se sigue hablando de un gran tráfico aéreo, con crecimientos de dos dígitos que son importantes, pero hay que verlo en un contexto más aterrizado, de cómo está la competencia, de cómo están las tarifas, cómo está el mercado internacional, y lo que se ve es un síntoma de desaceleración”, señaló Salcedo.

Correctivos

Aunque una de las medidas previsibles de mantenerse la situación y la reducción en el porcentaje de ocupación (la oferta de sillas crece más que la demanda) es que se reduzcan las frecuencias en algunos trayectos, Atac señala que aún no se ha llegado hasta ese punto, pero recalca que una decisión en este sentido perfectamente se puede dar.

“Esperamos no tener que llegar allá, pero evidentemente se puede llegar a un escenario en el cual lo racional termine siendo dejar en tierra unos aviones”, agregó el director de Atac.

Mientras el sector señala que no hay una proyección de la reducción en el crecimiento de la demanda, el presidente de Avianca, Fabio Villegas, reveló que la empresa a su cargo ya tomó la primera decisión para afrontar la situación y lo que pueda ocurrir en el futuro, al indicar que para el 2016 la compañía no prevé aumentar el número de aeronaves.
“Es evidente que las economías latinoamericanas atraviesan por un momento económico difícil y que sus crecimientos se han visto reducidos”, advirtió.

Entre enero y junio, según la Aeronáutica Civil, el nivel de ocupación de los vuelos nacionales se contrajo en 2,13 puntos porcentuales, al pasar del 78,16 por ciento al 76,03 por ciento, mientras en la operación internacional el descenso fue del 0,39 por ciento, aunque durante el mes de junio en particular la baja fue de 1,7 puntos porcentuales.

Proyectos de ley afectarían

Además de márgenes de rentabilidad más apretados, en el Congreso cursan cinco proyectos que afectarían a las aerolíneas. Según la Atac, la iniciativa que plantea eliminar las penalidades por postergar vuelos a última hora atenta contra su modelo de negocio, que se basa en garantizar la ocupación para ofrecer tarifas promocionales. En Rusia se derogaron medidas tomadas en el 2007, pues las tarifas subieron entre un 15 y un 20 por ciento.

Otro proyecto de ley que preocupa al sector es el que le da funciones a la Superintendencia de Industria y Comercio para autorizar las operaciones de concentración empresarial, pues se condicionarían las aprobaciones de figuras como los convenios interlínea o los códigos compartidos.

 

 

Por: El Tiempo

Comentarios

Share.

About Author