Piqué sigue viviendo en el alambre: llega tocado a Valencia, pero está dispuesto a jugar

0

El Confidencial

Gerard Piqué sigue dando que hablar y acaparando todos los focos, pero, esta vez, solo por cuestiones estrictamente deportivas. Después de su gesto en Cornellà recibió una dura entrada a destiempo de Gerard Moreno que le dejó tocado y llegó a temerse lo peor. Sufrió una estiramiento del ligamento lateral externo de su rodilla derecha y los médicos le han aconsejado que no fuerce y descanse ante el Valencia, pero está por ver si les hará caso, porque su carácter competitivo le empuja a no querer quedarse fuera de un partido en el que su equipo se juega el pase a la final de la Copa del Rey con la ligera ventaja del 1-0 de la ida. Está incluso dispuesto a infiltrarse y viaja a Valencia.

Piqué, que ya acudió mañana y tarde el martes a la ciudad deportiva para recuperarse, salió este miércoles a entrenarse junto al resto de sus compañeros haciendo sus habituales bromas. Muy preocupado no parecía, la verdad. “No está en absoluto descartado para el encuentro, aunque tiene molestias. Ahora probaremos”, había adelantado Valverde en la rueda de prensa previa a la sesión. Lo que probó debió convencerle porque pasadas las ocho de la tarde el club dio a conocer la lista de convocados para el encuentro y en ella estaba Piqué. El técnico también sabe que corre un riesgo si le hace jugar, pero mandarán las sensaciones del futbolista, que ya no es un crío y conoce su cuerpo, hasta dónde puede apretar y está dispuesto a hacerlo. El hecho de que en 13 días espere el primer partido de Champions contra el Chelsea también debería contar, pero si viaja lo más probable es que juegue. Él está dispuesto a vivir en el alambre y el dilema del Txingurri es que si no juega el canterano y con Vermaelen fuera de combate lesionado, las soluciones que tiene no le convencen.

Valverde duda de Mina

Yerri Mina sería la opción más lógica teniendo en cuenta que su posición es la de central y que el Barça pagó por él a mediados de enero 12 millones de euros. El problema es que a Valverde se le nota cada vez que habla del colombiano que no se fía. “A Yerry Mina le conozco de verle en vídeos y en otros contextos, en otras ligas, pero no en nuestra competición. Si surgen problemas, le ayudaremos. Tiene un carácter buenísimo, muchas ganas de aprender y es un chico muy despierto”, fue la frase del Txingurri cuando le preguntaron al respecto. Cuando le ficharon, Valverde ya dejó claro que no había sido una petición suya y no ha disputado ni un minutoMina le genera dudas y ante un partido tan trascendental como el de esta noche, más. Sabe que un error podría condenarle y preferiría que sus primeros pasos en el equipo fueran más seguros. Precisamente por eso el propio técnico aclaró que Digne Busquets también tienen opciones de jugar junto a Umtiti, aunque el lateral francés luego no entró en la lista.

De Mina aseguran en el vestuario azulgrana que está aún muy verde y que en los entrenamientos demuestra muchas ganas, pero también no pocos desajustes tácticos. Ha hecho buenas migas con Paulinho y está deseando debutar, pero el que manda es Valverde y no termina de verle, así que si no arriesga con Piqué tendrá que escoger entre arriesgarse con el colombiano o probar con otros futbolistas como Semedo o Busquets. Es decir, que haga lo que haga tendrá que asumir que ninguna opción es la ideal.

Comentarios

Share.

About Author