Propietarios de nogocios de El Cundí, en desacuerdo con el cierre practicado por la Alcaldía

0

Los propietarios de las discotecas que se encuentras ubicas en sectores del Parque El Cundí, a través de un comunicado de prensa, se pronunciaron en desacuerdo con el cierre de varios negocio, luego de los desórdenes que se presentaron el sábado anterior y que dejó prácticamente destruido el parque ubicado en ese barrio.

Ante estos problemas, diez negocios fueron sellado, también los vendedores estacionarios y ambulantes fueron retirados del sector.

Desde hace varios meses la comunidad ha manifestado en reiteradas oportunidades su desacuerdo por la forma como se vienen manejando los negocios de la zona. “Si cuando el parque no estaba tan bien esto era una cantina, ahora que lo han mejorado imagínese, tiene mejores condiciones para parrandear”, dijo una señora que no quiso identificarse.

COMUNICADO

Ante el sellamiento de los establecimientos, los propietarios se pronunciaron a través del siguiente comunicado.

“Los propietarios de las discotecas ubicadas en los alrededores del parque El Cundí ponen de manifiesto su inconformidad ante lo que consideran ha sido un abuso de autoridad y una vulneración de derechos al trabajo, ante las medidas adoptadas que restringen el funcionamiento de los establecimientos públicos desde el domingo 26 de febrero.

Como todos los años, los dueños y administradores de dichos negocios solicitamos los respectivos permisos y apoyo de la Policía para celebrar los carnavales, festividades patrimonio cultural, sin alteraciones del orden público, como lo conseguimos el año inmediatamente interior que logramos un balance de cero riñas.

De nuestra parte se adoptaron las medidas respectivas y los controles, no obstante, la presencia y acompañamiento de las autoridades fue nula, así como las vallas de protección para el parque que solicitamos de manera anticipada, buscando una fiestas en paz en la ciudad que carece de estos espacios. A pesar de ello, las riñas menores presentadas se pudieron neutralizar con el apoyo del personal de las discotecas.

La situación se salió de control en el momento que incursionó el personal del Esmad y arremetió de forma violenta contra las personas, atacando con gases lacrimógenos para obligar la evacuación de manera agresiva, dicha conducta desató la ira de la población civil que respondió de la misma manera, generándose una guerra campal que pudo evitarse con las acciones preventivas que pudieron adoptarse.

Lamentamos el resultado que dejó este enfrentamiento, y como propietarios de discotecas estamos dispuestos a asumir los daños que se generaron en el parque de El Cundí, recién remodelado, lo que no aceptamos es el proceder de la Alcaldía y la Policía que como medida decidió cerrar la totalidad de los establecimientos, evitando su funcionamiento durante los carnavales, lo cual generó grandes perjuicios económicos, teniendo en cuenta la alta inversión que se realiza para esta tipo de eventualidades.

La falta de apoyo y acompañamiento de las autoridades para la celebración de los carnavales, el accionar de la Policía contra los civiles y las medidas posteriores asumidas por la Alcaldía, hace pensar que se trató de una estrategia perfecta que no tenía otro propósito más que incitar a lo que efectivamente sucedió para argumentar un proceder que afecta de manera directa a cientos de familias que dependen económicamente de estos establecimientos.

Ante todo lo ocurrido, manifestamos que llegaremos hasta las últimas consecuencias legales para hacer valer los derechos como empresarios y trabajadores que siempre hemos estado comprometidos con la preservación del parque y la tranquilidad y seguridad de nuestros clientes”.

Comentarios