Rectores del SUE se pronuncian sobre nuevo programa del Gobierno “Generación E”

0

Los directivos universitarios aseguraron que el Sistema no comparte que se reinicien programas de naturaleza similar a Ser Pilo Paga, continuando en la misma línea de financiar la demanda y no la oferta.

 Luego de analizar el nuevo programa del gobierno nacional denominado Generación E “Equidad, avance en la gratuidad” que indica el cubrimiento del 100% del valor de la matrícula cobrado por las Instituciones de Educación Superior Públicas, el consejo de Rectores del Sistema Universitario Estatal -SUE-, emitió un comunicado en el que expone varios puntos al respecto.

Aseguró que es claro que se paga únicamente la matrícula-costo, de hecho, subsidiada por las Instituciones de Educación Superior (IES), sin que estas obtengan beneficio presupuestal adicional alguno y que por el contrario se les obliga a nuevos gastos de funcionamiento. “En un escenario tan crítico como el que atraviesan las IES públicas, posponer el ingreso de importantes rubros presupuestales afecta la liquidez en caja e impide el pago oportuno de nóminas y compromisos contractuales”, expone textualmente el documento.

En tal sentido, el Doctor Pablo Vera Salazar, rector de la Universidad del Magdalena explicó que “el nuevo programa anunciado por el Gobierno Nacional es un esfuerzo importante para avanzar hacia el tema de la gratuidad, pero en su diseño continua en la misma línea de financiar la demanda y no la oferta, que es el planteamiento que hemos hecho en el SUE, hace algunos ajustes, pero en el fondo sigue cometiendo el mismo error de diseño de Ser Pilo Paga, dado que a las universidades privadas se les va a reconocer el 75% del valor de la matrícula y ese 75% sigue siendo infinitamente superior al valor de la matrícula de la Universidad pública. En la universidad pública en su matrícula no está el costo del estudiante, nosotros en las mesas de trabajo con el Ministerio de Educación habíamos planteado que a la universidad pública no había que reconocerle el valor de la matricula porque esta no refleja el valor real de un estudiante. Al no corregir esa situación va a pasar que los que apliquen a universidades privadas va a recibir un pago muchísimo mayor que el que vamos a recibir las universidades públicas”.

Como alternativa a lo anterior se propone con base en la información histórica de matrículas, la clasificación por estrato social que se posee de los estudiantes admitidos y el reconocimiento del costo operacional neto de cada programa, estableciendo un monto que puesto en la base presupuestal de las Instituciones de educación superior, garantice el cubrimiento de cada cohorte con el primer ingreso, agilice procesos y elimine trámites burocráticos engorrosos con su respectivo costo, y produzca ahorros en funcionamiento para las IES, el Ministerio y el Icetex. En este sentido, se benefician la oferta educativa, el costo operativo del programa y las propias universidades.

Para el SUE es inviable reiniciar programas de naturaleza similar a Ser Pilo Paga, sin fuentes claras de financiamiento, que no contemplan el sostenimiento pleno al estudiante, que lo endeudan a futuro y que se apropian de recursos destinados o que deben dirigirse a la ampliación y calidad de la oferta pública; esto referido al componente de excelencia, con el que el Gobierno Nacional busca reconocer el mérito de todos los jóvenes bachilleres que se han destacado en los resultados de la Prueba Saber 11, para lo cual financiará el 75% del costo de estudiantes que participen en institución privada y 100% para instituciones públicas.

“Esta propuesta constituye una versión ajustada del Programa Ser Pilo Paga, cuestionado ampliamente por el SUE y en tal sentido se reitera el planteamiento que los recursos destinados a la educación superior pública no deben destinarse a otros fines por parte del Ministerio de Educación Nacional, pues de esta manera se agudiza la crisis de financiamiento”, señala el comunicado.

Los rectores del sistema insisten en la urgencia de llevar a cabo mesas de diálogo intersectorial que posibilite discutir los temas expuestos a corto, mediano y largo plazo, teniendo en cuenta de acuerdo a lo señalado el aumento anual de 1.8 puntos porcentuales por encima del IPC para gastos de funcionamiento para el 2019, constituye un logro, pero no resuelve en absoluto las necesidades que exige el funcionamiento.

“Recordemos, en primer lugar, que el IPC más 1 lo hemos tenido por acuerdo del SUE con el MEN a partir de 2016, lo que significa que el aumento para 2019 es tan solo de 0.8%. En segundo lugar, y de acuerdo con estudios adelantados por el Ministerio en 2017-2018, la propuesta en ese momento consistió en 1.76 puntos a la base presupuestal, más 2.46 sujeto a indicadores y un incremento de 10 puntos en inversión. Es decir, la propuesta de hoy es bastante inferior. Si bien se suman $56 mil millones con los nuevos recursos aprobados por el Congreso, esta cifra simplemente agrava el problema y aplaza su solución estructural y definitiva. Reiteramos que nuestro requerimiento ha sustentado la necesidad, como mínimo, de cuatro puntos por encima del IPC, dirigidos a la base presupuestal”, puntualiza el documento.

Comentarios

Share.

About Author