Reformulación de Unidades Agrícolas Familiares en el Magdalena

0

La Ley 1728 de 2014, establece normas de distribución de terrenos baldíos, a familias pobres con fines sociales y productivos.

Con un ejercicio participativo, que pretende obtener herramientas para determinar la zonificación, el ordenamiento productivo y la actualización de las Unidades Agrícolas Familiares (UAF), en el departamento, las cuales se llevó a cabo en las instalaciones del Palacio Tayrona, un Consejo Seccional Agropecuario (Consea) del Magdalena.

En el Consea convocado por la Gobernación, a través de la secretaría de Desarrollo Económico y el Incoder, fue socializado por la subgerencia de Tierras Rurales de este instituto, el Estudio Técnico de Ordenamiento Productivo y Actualización de la UAF en el Magdalena, cuya finalidad es lograr que los campesinos tengan un mejor acceso a la tierra, que el departamento cuente con un mejor ordenamiento territorial y que en todas las zonas rurales del Magdalena haya una ocupación territorial más equitativa.

El estudio realizado con el propósito de darle cumplimiento a la reciente ley 1728 de 2014, presentó aportes significativos en zonificación, asociatividad, sistemas productivos, productividad y desarrollo rural territorial.

Por su parte los integrantes del consejo, hicieron sus observaciones, aportes y ajustes sobre los resultados de dichos estudios, con el propósito de tener una visión más amplia de estas investigaciones, que llevarán a la reformulación de la UAF en el Magdalena. “Hay que dar una discusión y buscar concertación en consideración a las grandes implicaciones políticas que tiene la reformulación del Unidad Agrícola Familiar, para todos los departamentos, en este caso para el departamento del Magdalena” afirmó Germán Cardoza, profesional de la subdirección de Tierras Rurales del Incoder.

En los próximos 20 días la secretaría de Desarrollo Económico, las instituciones y agremiaciones, pertenecientes al Consea, estarán entregando al consejo directivo del Incoder de manera formal sus apreciaciones, ajustes y aportes a los estudios, con el fin de que esta entidad pueda entregar mediante acto administrativo la actualización de la UAF, definida por la resolución 041 del año 1996 y por la nueva ley de baldíos, 1728 de 2014, que obliga al Incoder a establecer las zonas homogéneas y áreas mínimas y máximas de adjudicabilidad de tierras.

Según la Resolución 041 del 96, la regional Magdalena está dividida en 7 zonas homogéneas y las UAF, definidas dependiendo de estas zonas, están comprendidas en un rango de entre 7 y 105 hectáreas de tierra. Por otra parte la ley 1728 de 2014, por la cual se dictan normas de distribución de terrenos baldíos, a familias pobres con fines sociales y productivos, decreta que es labor del Consejo Directivo del Incoder, señalar para cada región o zonas las extensiones máximas y mínimas adjudicables de los baldíos productivos en Unidades Agrícolas Familiares (UAF) y al mismo tiempo declarar en caso de excesos de áreas permitidas, de indebida ocupación o apropiación de tierras de la Nación.

Comentarios

Share.

About Author