Se disparó el pesimismo en los colombianos

0

Los escándalos de corrupción —caso Odebrecht, por ejemplo—, el alto costo de vida producido por la entrada en vigencia de la reforma tributaria, el desempleo, el narcotráfico, los problemas de la salud y la inseguridad, entre otros temas, le pasaron su cuenta de cobro al gobierno del presidente Juan Manuel Santos en este comienzo de año. Así se pueden entender los resultados de la encuesta Gallup Poll de febrero, en la que el 73 % de los colombianos consideran que las cosas en el país están empeorando y la desaprobación de la gestión del primer mandatario se trepó al 71 %, frente a un 16 % que sí lo respalda. Cifras lamentables, teniendo en cuenta que en diciembre pasado un 58 % creía que las cosas iban mal y la desaprobación estaba en el 60 %.

Un pesimismo generalizado que incluye el proceso de paz con las Farc, ya en fase de implementación y con hechos palpables, como la concentración de las tropas guerrilleras para iniciar su desarme y desmovilización. Aunque una mayoría (67 % frente a 27 %) cree que el diálogo es la mejor opción para solucionar el conflicto, sólo un 46 % piensa que esa implementación va por buen camino, mientras un 49 % opina que el asunto va mal. De hecho, la gente no cree que el Acuerdo de Paz vaya a traer una mejor distribución de la riqueza en el campo, acabar con la violencia de tipo ideológico o ser una solución definitiva al problema del narcotráfico. Incluso, el 62 % de los encuestados (frente a un 36 %) no cree que las Farc vayan a cumplir con lo pactado.

Por lo visto, la polarización política preelectoral y las discusiones que se están presentando en el Congreso con los proyectos para afianzar la paz, en las que el uribismo viene dando la batalla y anunciando movilización en las calles, golpean duramente la credibilidad del proceso. Pero, curiosamente, a la hora de mirar la favorabilidad de los personajes de la vida pública, el que Humberto de la Calle esté ya al nivel del expresidente Álvaro Uribe es una señal de reconocimiento valiosa. Los dos tienen un 49 % de opinión a favor, con la diferencia de que la imagen desfavorable del exnegociador de paz en La Habana es apenas del 22 % mientras la del exmandatario llega al 46 %.

En este apartado vale la pena ver las cifras de quienes, por ahora, suenan como posibles candidatos presidenciales para 2018 o ya se han postulado. Llama la atención que Clara López (49 % de imagen favorable y 30 % desfavorable) y Sergio Fajardo (44 % favorable y 7 % desfavorable) aparecen por encima del vicepresidente, Germán Vargas Lleras, quien es el más golpeado en esta oportunidad: su imagen desfavorable es del 44 % y supera a la favorable, que llega al 40 %. Muy cerca está Gustavo Petro (38 % a favor frente a 43 % en contra), registro similar en la favorabilidad a Juan Manuel Galán y Claudia López.

Y si, como dicen, las encuestas son una fotografía del momento y sirven para enderezar caminos, lo mejor es que el expresidente Álvaro Uribe comience a cavilar la estrategia a seguir en su propósito por recuperar el poder. De sus precandidatos, Óscar Iván Zuluaga sigue siendo el más conocido, pero la imagen desfavorable (52 %) es la segunda más alta de los personajes nacionales, después de Piedad Córdoba. E Iván Duque, que según dicen es su preferido, apenas llega a un reconocimiento del 25 %, con un 14 % de opinión desfavorable.

 

descarga

Tomado de El Espectador

Comentarios