Se retoman los dialogos con el grupo guerrillero del ELN

0

El Tiempo 

Tras casi mes y medio frente al dilema de mantener o no los diálogos con el Eln, por la ofensiva que esta guerrilla desató contra la Fuerza Pública y la infraestructura luego del fin de una tregua bilateral de tres meses, el presidente Juan Manuel Santos decidió reanudar el proceso de paz.

Precisamente, el jefe de su delegación en las conversaciones, Gustavo Bell, se alista para viajar a Quito (Ecuador), donde han tenido lugar los diálogos con el Eln.

Santos había suspendido el proceso de paz el 29 de enero, tras un fin de semana previo de ataques del grupo armado, de los cuales el más grave ocurrió en una estación de policía de Barranquilla, que dejó cinco policías muertos.

Este lunes, tras confesar que oyó peticiones para que se levantara de la mesa de diálogos (de líderes y ciudadanos), y otras para que la reanudara (de la comunidad internacional y organizaciones sociales), el Presidente dijo que se decidió a reiniciarla porque “la paz tiene el mayor beneficio de todos: salvar vidas”. “El papel de un gobernante es sopesar las circunstancias, analizar las consecuencias y tomar la decisión que, en conciencia, considere la mejor para el futuro de la nación”, agregó.

Puso como ejemplo lo ocurrido el domingo, cuando se llevaron a cabo las elecciones para el Congreso más pacíficas de la historia del país, no solo porque la exguerrilla de las Farc, ya convertida en partido político, participó en la jornada electoral, sino también porque el Eln cumplió con el cese unilateral del fuego y de hostilidades que había prometido mientras se daban las votaciones. “Es con gestos como este, y no con ataques terroristas, como el Eln puede reconstruir el mínimo de confianza que se requiere para avanzar en el camino del diálogo”, anotó Santos.

El proceso de paz con el Eln, que arrancó de manera oficial el 7 de febrero del 2017, ha sido intermitente. Primero, por la negativa de esa guerrilla a abandonar el secuestro, y en los últimos meses, porque no quiso renovar el cese bilateral del fuego que había comenzado el primero de octubre y terminó el 9 de enero.

A esto se suma que no se han logrado acuerdos con el Eln en ninguno de los puntos de la agenda, aunque han transcurrido casi dos años desde que fue pactada (el 30 de marzo del 2016). Toda esta situación ha creado un ambiente generalizado de desconfianza sobre la voluntad de esa guerrilla para cerrar el conflicto.

Sin embargo, Santos insistirá. “Buscar la paz nunca ha sido tan popular como mostrar los trofeos de la guerra. Lo digo por experiencia propia. Yo, como gobernante, pero sobre todo como ser humano, no puedo renunciar a agotar hasta el último recurso para que no se pierdan más vidas”, anotó.

En estas circunstancias, si el Eln y el Gobierno logran un nueve cese bilateral del fuego exitoso, que es uno de los objetivos, el próximo gobierno encontrará un proceso de paz en marcha con esa guerrilla

Comentarios

Share.

About Author