Sobornos en la FIFA superan los US$150 millones

0

Las autoridades suizas detuvieron a siete altos ejecutivos de la FIFA acusados de haber recibido durante más de 20 años, sobornos que alcanzan los 150 millones de dólares. En las últimas horas Jack Warner, exvicepresidente del organismo se entregó, alegando que es inocente.

Además, también hay arrestados que ocupaban cargos de mercadeo dentro de la organización. Los miembros del órgano rector del fútbol en el mundo son acusados de haber participado en sobornos para asignar sedes de torneos y vender derechos de televisión y mercadeo.

Las detenciones se dieron en horas de la mañana en el lujoso hotel Baur au Lac en Zúrich, en donde tiene lugar el encuentro anual de los directivos de la FIFA.

Allí, miembros de la policía suiza pidieron las llaves de las respectivas habitaciones para efectuar los arrestos.

Entre los ocho detenidos se encuentran cinco latinoamericanos miembros de la Concacaf y Conmebol, los organismos del fútbol regional de América del Norte, Centroamérica y América del Sur, y el vicepresidente de la FIFA Jeffrey Webb.

«La FIFA es la víctima. Esto quiere decir que no hay lugar a redadas. Por el contrario, las autoridades federales están aquí y estamos cooperando con ellos para entregarles toda la información», dijo Walter de Gregorio, director de comunicaciones de la FIFA.

La FIFA ha aclarado que su presidente actual, Joseph Blatter no está involucrado en el escándalo y tampoco hace parte de alguna investigación.

A los arrestados se les señala de haber recibido sobornos que superan los 150 millones de dólares, durante más de 20 años, pagos que sirvieron para adjudicar sedes para la copa mundial, acuerdos de mercadotecnia y derechos televisivos.

Estas detenciones se dan tras una orden de un tribunal de Nueva York, ya que estos delitos fueron acordados y preparados en Estados Unidos y los pagos fueron realizados por medio de bancos de ese país.

«Todos estos acusados ​​abusaron del sistema financiero estadounidense y violaron la ley de Estados Unidos y tenemos la intención de hacerlos responsables. De cara al futuro, celebramos la oportunidad de trabajar con nuestros socios en todo el mundo para llevar a los demás conspiradores y otros individuos corruptos a la justicia», indica Loretta Lynch, Fiscal General de Estados Unidos.

Para las autoridades estadounidenses, los dirigentes de la FIFA involucrados han corrompido el fútbol.

«Esto realmente es la copa del mundo del fraude y hoy le estamos mostrando a la FIFA una tarjeta roja», Richard Weber, Jefe de la Agencia Federal encargada de la recaudación fiscal de Estados Unidos.

Por su parte, la justicia suiza anunció la apertura de una investigación diferente por supuestos sobornos y lavado de dinero por la designación de Rusia y Qatar como sedes de los mundiales de fútbol para el 2018 y 2022, respectivamente.

A pesar de la compleja situación actual, la FIFA ha asegurado que ninguno de estos dos torneos se verán afectados, al igual que la elección del presidente del organismo que se realizará este viernes en Suiza, en la que Blatter busca su reelección frente al otro aspirante, el príncipe jordano Alí Bin Al Hussein.

Fuente: CM&

Comentarios

Share.

About Author