Temporada de calor irá hasta septiembre, advierte el IDEAM

0

Los expertos están preocupados. Todo lo que está pasando con el clima en nuestro país es como para volverse loco. Hay regiones como el Caribe colombiano donde la escasez de agua, sumado a ello un prolongado verano y de repente unas cuantas gotas de lluvia, desconcierta a los meteorólogos.

Ya no hay forma de predecir efectivamente lo que va a ocurrir con el tiempo. Los finqueros se apegan a observar si hay estrellas, si canta la gallina, si toro cogió a la vaca, o hay humedad en el pasto. Pero nada les resulta.

Lo único cierto es que la ola de calor es insoportable y parece que se va a extender más allá de lo previsto.

Ante este panorama, Carlos Iván Márquez, director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres aseguró que este es el impacto más bajo que se ha tenido en los últimos diez años, e indicó que “Esto es una muestra de que los sistemas de prevención y mitigación de la Gestión del Riesgo están funcionando”.

Adicionalmente, el director de la Unidad informó que durante julio, agosto y septiembre se estima la presencia de un “veranillo”, durante el cual se registrará un periodo seco, y para el cual ya se activaron los planes de prevención propios pata atender las altas temperaturas.

El mapa del clima en Colombia está dividido entre aquellas zonas lluviosas como la Sabana de Bogotá y otras más cálidas en la región Andina. Mientras en Cundinamarca declararon alerta roja por la creciente del río Bogotá, en el Caribe

hay alerta máxima por los incendios forestales.

Los últimos días se han caracterizado por inundaciones e incendios aislados. El pasado 25 de junio la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) tuvo que atender una inundación en Orocué, Casanare, que afectó a 900 familias. Al día siguiente, tres incendios marcaron la agenda de la entidad; uno en Chocó, otro en Caldas y uno más en Risaralda.

Claudia Torres, meteoróloga del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), explicó que en departamentos como Antioquia y en el área occidental de la región Andina el fenómeno de El Niño ha generado días más cálidos que de costumbre: “Es normal que en ciertas regiones las temperaturas sean más altas y que no se presenten lluvias. Tiene que ver, por un lado, con el fenómeno de El Niño y, por otro, con la segunda temporada seca del año, que impacta generalmente al centro y norte del país”.

En la última semana, el Ideam registró fuertes lluvias en regiones como la Amazonía, la Orinoquia, el norte y centro de la región Pacífica y la Sabana de Bogotá. “Amazonía y Orinoquia son zonas en donde llueve usualmente. Sin embargo, en los últimos días han impactado las lluvias que vienen desde el suroriente de Suramérica. Por el contrario, las lluvias en Bogotá y los municipios cercanos no han sido tan fuertes. Han sido persistentes (aguaceros de una o dos horas) y por eso se empieza a inundar el río Bogotá, especialmente en la cuenca alta”, agregó Torres.

Los cálculos del Ideam apuntan a que las lluvias en el interior del país disminuyan en los próximos días y regresen con fuerza en octubre. En las regiones afectadas por el fenómeno de El Niño, como Antioquia, las temperaturas altas persistirán hasta septiembre.

REGIONES MÁS AFECTADAS

En los municipios de Sesquilé y Villapinzón (Cundinamarca), los deslizamientos de tierra afectaron los puntos de captación de los acueductos que suministran agua potable en la zona. De acuerdo con la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), durante los próximos ocho días suministrarán agua a través de carrotanques. Néstor Franco, director encargado de la entidad, dijo que la situación está controlada, en parte, por las obras hidráulicas adelantas por la CAR: “En un tramo de 60 kilómetros ampliamos el cauce del río Bogotá de 30 a 60 metros de ancho, y aumentamos la profundidad de dos a ocho metros. Esto ha permitido que el río no se desborde a raíz de las últimas lluvias. Para aumentar la profundidad recolectamos cinco millones de metros cúbicos de sedimentos que estaban en el río”.

Pese a que la CAR ha estado trabajando en las obras de mitigación, en tres municipios aledaños al río Bogotá se inundaron 450 hectáreas.

Norte de Santander y Casanare son otros departamentos que se han visto afectados por las lluvias. En Yopal, el Gobierno central envió asistencia humanitaria para los corregimientos de Quebradaseca, Punto Nuevo, Morichal y Alcaraván La Niata. A la fecha, según la alcaldía de Yopal, 489 familias han resultado afectadas por las fuertes lluvias.

En Norte de Santander, los municipios más afectados son Chitagá, Toledo, Labateca y Cácota. Solamente en Toledo reportaron 373 familias afectadas. Además, por el desbordamiento de las quebradas La Viuda y El Arpero, más de 2.000 familias están en riesgo.

MÁS DE VEINTE MIL FAMILIAS AFECTADAS

De otra parte se reportó un total de 20.232 familias en 173 municipios de Colombia se han visto afectadas desde el 1 de mayo y hasta el 30 junio, por la temporada de lluvias que se registra en la Región Andina, además de las zonas norte y sur oriental del país.

Así lo informó Carlos Iván Márquez, director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, al revelar que 110 personas han perdido la vida en este mismo periodo, de los cuales 98 pertenecen a la tragedia de Salgar (Antioquia) y 12 a eventos presentados en el resto del país.

Vendavales (73), Inundaciones (68), deslizamientos (59), crecientes súbitas (8), granizadas (3), avalanchas (2) y tormentas eléctricas (2) son los eventos que han afectado que han afectado a dichas áreas del país y que han dejado 92 heridos, de acuerdo con Márquez.

En este sentido, comunicó que Arauca con 4.137, Casanare con 3.441, Chocó con 3.203, Antioquia con 1.911, Córdoba con 1.592 y Norte de Santander con 952, son los departamentos que reportan el mayor número de familias afectadas por el invierno en el país.

Adicionalmente, confirmó que solo en el mes de junio 9.460 familias se vieron afectadas por el fenómeno climático, mientras que durante el último fin de semana se contaron 2.509 familias damnificadas.

Por otro lado, informó que en la zona Caribe, Cauca y Chocó se mantiene la alarma por vendavales, y resaltó la especial precaución con estos eventos que son los que mayor afectación han generado en el territorio nacional en los últimos dos meses.

ZONAS CARIBE Y ANDINA EN ALERTA POR INCENDIOS

Mientras que las zonas norte y sur occidental del país sufren las inclemencias del invierno, Márquez confirmó que algunas zonas de la Región Andina y en el Ceribe se sostiene la alarma por incendios.

“Parte de Antioquia y Norte de Santander, Magdalena, La Guajira y Cesar se mantienen en alerta po la alta probabilidad de incendios como consecuencia de las altas temperaturas registradas”, puntualizó.

De acuerdo con esta situación, manifestó que la mayoría de incendios forestales se dan por consecuencia de la mano del hombre, por lo cual hizo un llamado a la ciudadanía para prevenir actos que puedan desencadenar en conflagración es que afecten los distintos ecosistemas.

SE MANTIENEN ALERTAS ROJAS

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) informó que se mantiene la alerta roja por niveles altos en los ríos Meta, Guaviare, Inírida y Arauca y de algunos afluentes en los departamentos de Boyacá, Casanare y Norte de Santander.

Asimismo comunicó que la alarma por alta probabilidad de deslizamientos de tierra en sectores inestables o de alta pendiente en la región Andina, Amazónica, Orinoquía y por viento y oleaje en el mar Caribe.

Indicó además, que por alta probabilidad de incendios de la cobertura vegetal en sectores de las zonas Caribe y Andina, persiste la medida en estas partes del país.

Con referencia al Caribe colombiano, el Ideam espera que durante la jornada se presenten lluvias y/o lloviznas en áreas de Córdoba, Sucre, sur de Bolívar y en la Sierra Nevada de Santa Marta, mientras que estima tiempo seco para el resto de la Región.

Durante la jornada se estiman condiciones de cielo entre parcialmente cubierto y cubierto con probabilidad de lloviznas en la mañana y en la tarde para el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Comentarios

Share.

About Author