La URT presentó primera demanda étnica de restitución

0

Luego de un trabajo de dos años con la comunidad Ette Ennaka, que ha implicado conocer los territorios, entender la cosmovisión de este pueblo y las particularidades de su relación con la tierra, la Unidad de Restitución de Tierras, URT, Dirección Territorial Magdalena, presentó la primera demanda étnica del departamento, con el fin de reconocer los derechos territoriales del pueblo Chimila.

El reconocimiento de esta zona como territorio ancestral también implica el reconociendo de otras formas de propiedad y derechos para la comprensión y el entendimiento de la población.

Con un rito ceremonial presidido por Luis Eduardo Granados y María Dominga Gamarra, autoridades tradicionales de los indígenas Ette Ennaka, invocaron a su dios Nara Yaao, pidiendo protección para los abogados, jueces y demás funcionarios que participen del trámite de esta demanda. Utilizando únicamente sus manos, y expresándose en su lengua, Ette Taara, pidieron celeridad en el proceso que apunta a restituir cerca de 11 mil hectáreas.

Para José Luis Quiroga, abogado de asuntos étnicos de la Unidad de Restitución de Tierras, los Ette Ennaka, han sido víctimas del conflicto armado, pero se han mantenido, defendiéndose y luchando por el reconocimiento de sus derechos.

“Para que el Estado pueda arrancar con ese proceso, para que se le puedan reconocer todos los derechos que han sido violados, queremos reconocer a través de esta demanda que existe un territorio, reconocerlos como comunidades, como autoridades.

Esto les va a permitir ejercer sus tradiciones tal y como lo han hecho históricamente.

Esperamos poder posibilitar también que la lengua se fortalezca, que la forma de gobierno que han ejercido por siglos pueda hacerse en un territorio formalizado y a salvo de cualquier intruso o persona que tenga intereses sobre ese territorio”.

El director territorial de la URT en el Magdalena, Fabián Oyaga Martínez, resaltó la articulación de instituciones como el Consejo Noruego para los refugiados y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para lograr los primeros acercamientos con las autoridades y la caracterización de la comunidad para la construcción de la demanda.

Actualmente el territorio reconocido a esta comunidad por medio de títulos del Incoder es de apenas 300 hectáreas entre los cinco asentamientos: Issa Uristuna, Itte Butteriya, Naara Kajmanta, Itti Takke y Diwana; sin embargo la demanda apunta a restituir 11 mil hectáreas.

Fuente: Redacción El Informador

Comentarios

Share.

About Author