Un muerto en nuevo intento masivo de inmigrantes por cruzar Eurotúnel

0

Un migrante sudanés murió en un intento desesperado de llegar desde Francia a Inglaterra por el túnel del Canal de la Mancha, en una nueva noche en la que, como él, miles de personas trataron de colarse en la terminal.

Este nuevo drama llevó al ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, a anunciar el envió de 120 policías adicionales a la zona de Calais (norte) en particular alrededor de la terminal ferroviaria de Eurotúnel.

El inmigrante sudanés murió en la madrugada del miércoles, durante la cual se registraron 1.500 intentos de intrusión a la terminal. Se trata de la novena persona que pierde la vida cerca de las instalaciones de Eurotúnel, en Calais, desde principios de junio.

La situación “es muy preocupante”, declaró el miércoles en Singapur el primer ministro británico, David Cameron, que dijo que su gobierno colaboraba estrechamente con el francés para hacerla frente.

Directivas de Eurotúnel anunció que desde el 1 de enero había interceptado a más de 37.000 inmigrantes que intentaban viajar clandestinamente a Reino Unido. El inmigrante sudanés hallado muerto tenía entre “25 y 30 años” y fue golpeado por un camión que “bajaba de una lanzadera”, indicó una fuente policial.

En la madrugada del martes se había registrado un pico de 2.000 tentativas, señaló Eurotúnel, diciendo que era “el intento más importante desde hace un mes y medio”.

Desde hace varias semanas, muchos migrantes tratan casi a diario de cruzar el túnel del Canal de la Mancha para llegar a Inglaterra. La ministra británica del Interior, Theresa May, recibió el martes la visita de Cazenevue, para analizar la situación. Este miércoles, May presidirá en Londres una reunión del comité Cobra, integrado por ministros y responsables de seguridad.

La presión migratoria es muy fuerte en Calais, el punto de paso hacia Gran Bretaña más cercano desde el continente. Desde hace años, la ciudad francesa atrae a miles de clandestinos que quieren instalarse en Reino Unido.

Las obras de seguridad realizadas a comienzos de junio en el puerto -instalación de barricadas y alambres de púas- prácticamente imposibilitaron a los inmigrantes acceder a los camiones que se embarcan en los ferris hacia Inglaterra.

Por esa razón, los clandestinos se trasladaron a los alrededores de la terminal de Eurotúnel, un espacio de 650 hectáreas y 28 km de vallas mucho más difícil de vigilar.

Las directivas de la compañía ferroviaria movilizó a unos 200 agentes de seguridad en los últimos días para impedir las intrusiones en la terminal, cuyos alrededores custodian también más de 300 policías.

A fines de julio, unos 3.000 inmigrantes, esencialmente eritreos, etíopes, sudaneses y afganos, se encuentran en la región de Calais, según cifras oficiales. Eurotúnel solicitó a los gobiernos de Francia y Reino Unido una indemnización de 9,7 millones de euros para compensar los gastos en seguridad desde el 1 de enero por esta afluencia. Cazeneuve acusó a Eurotúnel de “no haber hecho” los esfuerzos necesarios frente a la “agravación de la situación”, en una carta dirigida al presidente de la empresa, a la cual la AFP tuvo acceso.

El ministro recriminó a la compañía haber dividido por tres, desde 2002, los medios humanos destinados a la seguridad. Eurotúnel destacó, sin embargo, en un comunicado difundido el miércoles, las inversiones en seguridad realizadas en los últimos años.

“Desde la aparición de clandestinos en la zona de Calais, Eurotúnel” invirtió “masivamente en los medios físicos (vallas, iluminación, cámaras, barreras infrarrojas) y humanos de protección de la terminal”, dijo la empresa.

Se invirtieron “más de 160 millones de euros, de los cuales 13 millones en el primer semestre de 2015”, agregó el comunicado de la empresa. “Los efectivos de vigilancia se duplicaron, para llegar a 200 personas, entre ellas unidades caninas”, agregó.

 

 

Fuente: AFP

Comentarios

Share.

About Author