Venezuela: el Papa, la última esperanza de la oposición

0

La preocupación que reina en la oposición venezolana por la salud de los presos políticos Daniel Ceballos y Leopoldo López convierte en “histórico”, según Lilian Tintori, la mujer de López, el encuentro del domingo en el Vaticano entre Nicolás Maduro y el papa Francisco.

El jefe de la Iglesia Católica parece ser el único árbitro capaz de encontrar una salida al callejón venezolano y así lo sabe la iglesia local, que en las últimas horas ha redoblado sus esfuerzos para conseguir el cese de la protesta.

Militantes y dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tomarán un templo religioso de cada ciudad venezolana 24 horas antes de la cumbre en Roma para tensar aún más la cuerda. “No es una protesta política, pedimos a la gente que se una para orar. ¿Cómo es posible que Maduro vaya a Roma sabiendo que Daniel Ceballos está en riesgo de muerte? Pedimos que el gobierno reaccione y tenga un gesto de humanidad”, exigió Tintori.

Fuentes de Voluntad Popular (VP), el partido de López y Ceballos, revelaron a LA NACION que el ex presidente español Felipe González llegará el domingo a Caracas para acompañar a Tintori en la vigilia de la iglesia de Chiquinquira. El líder socialista contará con el respaldo de otros ex presidentes, como el brasileño Fernando Henrique Cardoso y el chileno Ricardo Lagos, además de varios eurodiputados. El objetivo de todos ellos es apoyar a López en la audiencia de su juicio, que se celebrará el miércoles próximo.

La huelga de hambre iniciada por los líderes de VP, secundada por 22 personas más, ha removido el tablero político en medio de una voraz crisis económica y cuando el chavismo ni siquiera ha decretado la fecha de las fundamentales elecciones parlamentarias.

Los 14 días que lleva sin comer el ex alcalde de San Cristóbal (López cumplió ayer viernes dos menos) han deteriorado tanto su salud que incluso el Departamento de Estado mostró su “profunda” preocupación por la salud de Ceballos. “Llamamos al gobierno a garantizar su bienestar y nos unimos a la comunidad internacional para pedir su libertad inmediata”, manifestó a la agencia EFE Marie Harf, su vocera.

Y no es para menos: Ceballos usa una silla de ruedas, porta una mascarilla y duerme sobre un colchón en el suelo en un calabozo a 33 grados a la sombra. Tiene un riñón afectado y sólo bebe varios vasos de agua al día. “Se le durmieron parte de la boca y los dedos de las manos”, descubrió Tintori. Desde hace dos días sí puede ingerir suero salino, pero los días previos sólo a base de agua resquebrajaron su fortaleza. Un dirigente de VP, que prefirió reservar su nombre, aseveró: “Está muy mal, en cualquier momento colapsa”.

La mujer de López confirmó que han pedido el traslado urgente de Ceballos a la cárcel militar de Ramo Verde, cerca de Caracas, donde estaba hasta hace unos días y en donde permanece su jefe de filas. “La cárcel en la que está no tiene lo adecuado para atenderlo”, denunció Tintori.

“La crisis humanitaria que nos amenaza la provoca una casta hegemónica cuya única preocupación parece ser mantenerse en el poder”, especificó el gobernador opositor Henrique Capriles en una carta dirigida a Francisco, epicentro de todas las miradas.

Los huelguistas de hambre, además de López y Ceballos, son los otros presos políticos Raúl Emilio Baduel, Alexander Tirado y Deivis Oliveros. La lista de 24 la completan un diputado regional y 18 estudiantes en Caracas y Maturín, al este del país.
Fuente: La Nacion

Comentarios

Share.

About Author