Comandante del Ejército sabía de “cacería de brujas”: testigos ante Procuraduría

0
BLU Radio // General Nicacio Martínez // Foto: Ejército Nacional

La Revista Semana publicó el pliego de cargos formulado a altos oficiales y transcripciones que vincularían al comandante de la institución en la ‘cacería de brujas’, que se habría presentado tras la publicación de la directiva que les abriría la puerta a nuevos falsos positivos.

En una publicación titulada ‘El general en su laberinto: los secretos de la cacería que involucra al comandante del Ejército’, Revista Semana reveló detalles del pliego de cargos en contra de miembros del Ejército Nacional, que nuevamente pone en la mesa dudas sobre la institución, y que menciona al comandante del Ejército, general Nicacio de Jesús Martínez, quien, junto a otros nombres, tendrían vínculos con persecuciones al interior de la misma institución, contra uniformados que habrían estado dispuestos a compartir información en el escándalo de los formatos para “inflar” las cifras de dadas de baja en combate y resultados operacionales.

Según los documentos de la Procuraduría General de la Nación, compartidos en la publicación, el general Eduardo Quiróz, recientemente al frente del Comando de Apoyo de Combate de Contrainteligencia Militar, junto al segundo de esa unidad, el coronel William Roberto Medina, podrían enfrentar sanciones de más de diez años, en lo que se indicó como la presunta comisión de “faltas gravísimas”.

Los militares y familiares habrían sido intimidados por, al parecer, entregar información sobre formatos que pretenderían duplicar bajas en combate, que luego suscitaría en especulaciones de “planes de falsos positivos”.

Dentro del material revelado, se encuentran declaraciones ante la Procuraduría del comandante de la Segunda División, Mauricio Moreno, quien hace referencia a instrucciones del comandante del Ejército, en lo que se ha denominado como ‘cacería de testigos’, y tras una reunión en la que 15 miembros de la institución fueran citados en Bucaramanga en mayo pasado, y donde miembros al mando del general Eduardo Quiróz, realizarían entrevistas para “presionar confesiones y buscar culpables”, a lo que el comandante del Ejército, Nicacio Martínez, negó cuando Semana le cuestionó sobre el objetivo de la reunión en Santander.

“El despacho también escuchó el testimonio del brigadier general Mauricio Moreno Rodríguez, quien aseguró que, a efectos de poder llevar a cabo una reunión de los comandantes de brigada y división, recibió la instrucción del comandante del Ejército, de requerir el apoyo del general Quiróz”, dijo, y agregó que los comandantes debían hacer presencia desde el 21 de mayo en horas de la noche.

“Subrayó que en su situación personal debió desplazarse al municipio de Cúcuta en las horas de la tarde para atender asuntos operacionales y medios de comunicación, razón por la que no se encontró con Quiróz Chaparro”, añade el documento.

Entre las declaraciones que se encuentran consignadas en el escrito del ente de control, se encuentra, también, un relato de un coronel que entró en contacto con los investigadores del caso, sobre pruebas de polígrafo que habrían sido ejecutadas en dicha reunión en Bucaramanga, y que soportarían las denuncias realizadas en diferentes escenarios en los que se pone como hipótesis el intento de negativa de altos mandos militares de querer “cazar” a todo aquel que haya revelado información sobre los formatos para incrementar el número de operaciones dentro del Ejército.

Por BÑURADIO

Comentarios

Share.

About Author