Diputada del Magdalena cuestionó la forma como en Santa Marta está ‘rodando la sangre’ en proporciones alarmantes

0

Se trata de Claudia Aarón Viloria, quien subrayó que como ciudadana le asombra despertar todos los días con noticias nefastas relacionadas con la comisión de delitos en todas las modalidades, que dicho sea de paso, se volvieron habituales en Santa Marta. Ella, advierte que la ciudad se está volviendo epicentro de masacres en pleno casco urbano.

Claudia Patricia Aarón Viloria, actual diputada del departamento; y presidenta de la Asamblea del Magdalena para el periodo 2021; le hizo un fuerte llamado, en su condición de ciudadana, a las autoridades civiles y de policía de Santa Marta, frente a la ‘galopante ola de asesinatos y atracos’ que están sufriendo los samarios.

Aarón Viloria subrayó que como ciudadana le asombra despertar todos los días con noticias nefastas relacionadas con la comisión de delitos en todas las modalidades, que dicho sea de paso, se volvieron habituales en Santa Marta. Ella, advierte que la ciudad cambió de remanso de paz a epicentro de masacres en pleno casco urbano.

Como samaria raizal, Claudia reprocha que las autoridades distritales, en cabeza de la alcaldesa Virna Johnson Salcedo; y los miembros de la policía, justifiquen al unísono, que el incremento de la criminalidad es como consecuencia de retaliaciones entre bandas criminales, que los muertos tienen antecedentes penales y que, según lo que lee y escucha en las noticias; parecería que merecen morir.

“Esta es una ciudad donde la alcaldesa Johnson y su equipo van por un lado y la inseguridad por otro… galopando… campeando… y haciendo feria. La percepción del samario de a pié, es de absoluto temor. Aquí da pánico hasta sentarse en una sala o en una terraza porque los bandidos se están metiendo a las casas para atracar y asesinar”. Declaró la lideresa social.

Claudia Patricia Aarón Viloria expresó que en ninguna parte de Santa Marta se está seguro. En los restaurantes, en las panaderías, en las canchas de fútbol y en las ferreterías, a cualquier hora del día, una persona pierde la vida; mientras las autoridades quieren hacer ver que no está pasando nada y que todo está bajo control lo cual es una falacia que ni ellos mismos se creen.

“Hoy el río de sangre en Santa Marta es imparable. En los últimos años se ha registrado una tendencia ascendente en homicidios. En el 2016 hubo 87 asesinatos, para el 2017 ascendió a 94, en 2018 llegamos a 105 muertes, en el 2019 la cifra fue de 127 y hoy, a poco menos de dos semanas de terminar el 2020, han asesinado a 122 personas”. Sustentó Claudia.

En el pronunciamiento, que se encuentra alojado en la cuenta de Facebook bajo el nombre: Claudia Patricia Aaron Viloria; la diputada se mostró muy preocupada porque Santa Marta está en manos de la delincuencia, el crimen organizado es ‘El Patrón’ en Santa Marta, los asesinatos están a la orden del día y son tan descarados los bandidos, que hasta avisan con panfletos a quien le corresponde morir cada semana.

Aarón Viloria que nació y se ha criado en Santa Marta, se pregunta: ¿De dónde salen las armas para la comisión de estos delitos? ¿Por qué, presuntamente, la actual, desdibujada y venida a menos; secretaria de seguridad de la Alcaldía de Santa Marta, Sandra Vallejos Delgado, está vinculada a un proceso por la pérdida de un armamento de la Policía Metropolitana? ¿Cómo así que la señora Vallejos Delgado le manifiesta al periodismo de la ciudad, como funcionaria, que está ‘adelantando conversaciones con el crimen organizado’?

Para Claudia Patricia Aarón Viloria, actual diputada del departamento; y presidenta de la Asamblea del Magdalena para el periodo 2021; todos estos temas son escabrosos y demuestran que Santa Marta cambió hacia una realidad espeluznante. Su cuestionamiento lo hace en defensa de la vida, honra y bienes de todos sus coterráneos.

“Como ciudadana, considero que la seguridad en Santa Marta es inexiste y hace mucho tiempo, se salió del control de la alcadesa Virna Johnson Salcedo; quien brilla por su ausencia y solamente se le ve probando dulces o comidas típicas en El Rodadero mientras en la ciudad rueda la sangre en proporciones alarmantes”. Concluyó.

Comentarios

Share.

About Author