Hernán Giraldo y su sobrino, piden a las autoridades acabar con la estigmatización a su familia

0

Por: Idinael Fernández

El pasado oscuro que protagonizó en medio de la violencia el ex jefe paramilitar conocido como “El Patrón”, le ha costado ahora a su núcleo familiar, soportar cuestionamientos y sindicaciones de liderar presuntamente organizaciones criminales en Santa Marta.

Nodier Giraldo, sobrino del ex comandante paramilitar afirmó que a pesar de haberse desmovilizado y cumplir con el sometimiento a la justicia, el Gobierno Nacional les ha incumplido.  

Unidad Investigativa

A pesar de haber cumplido una condena en los Estados Unidos por narcotráfico, hacer entrega de bienes como resarcimiento al daño causado a las víctimas del conflicto armado y contar la verdad en el proceso de Justicia y Paz, a la familia de Hernán Giraldo Serna, ex jefe paramilitar de la extinta Autodefensas Campesinas de la Sierra Nevada del frente “Resistencia Tayrona”, le ha tocado aguantar y tolerar las reiteradas sindicaciones u humillaciones por parte de las autoridades al responsabilizarla de los casos violentos y otros delitos de alto impacto social ocurridos en Santa Marta.   

Y precisamente toda esa estigmatización, obedece a la escalada violenta que propició en el pasado dicha estructura armada ilegal que estuvo bajo el mando de Giraldo Serna, alias “El Patrón”, quien hace 16 años optó por entregar las armas y acogerse a los beneficios que otorga la ley para incorporarse a la vida civil.   

Desde el mismo momento en que el ex jefe paramilitar se sometió al proceso de Justicia y Paz, inició una verdadera pesadilla para los hijos, sobrinos, nietos y esposa quienes se han visto involucrados en investigaciones de las autoridades e incluso hasta convertirse en objetivo de los actores violentos.

El extraditable Nodier Giraldo, ex comandante financiero de la organización armada ilegal, anunció mostrarse desconcertado ante los señalamientos criminales ocurridos en Santa Marta donde sindican a su tío Hernán, por lo que aclaró y desmintió cualquier participación en actos de violencia, ya que permaneció 16 años privado de la libertad de los cuales pagó 12 en los Estados Unidos. Sin embargo, frente a la captura de las hijas del ex jefe paramilitar afirmó que un caso individual no puede generalizar a la familia.

En ese sentido, insistió que el Gobierno Nacional no cumplió con los acuerdos que se establecieron para que los integrantes del frente “Resistencia Tayrona” se acogieran al programa de desmovilización. Además aclaró al gremio comercial que si es objeto de extorsión por personas que se hacen pasar por miembros del clan familiar, los invitó a poner en conocimiento de las autoridades estos casos.

“El camino a la legalidad y civilidad se ha convertido en una pesadilla tanto para nosotros como las víctimas porque el gobierno a través del Alto Comisionado de Paz nos ofreció garantías para el proceso de desmovilización, donde logramos negociar tres puntos fundaménteles como pagar entre 5 a 8 años en colonias penales agrícolas, reconocimiento político, y la no extradición, pero nada de eso se cumplió.

Ahora la familia ha sido estigmatizada por un pasado que ya pagamos ante la justicia, y en esta nueva etapa de la vida no queremos vernos involucrados en actos de violencia, y si alguien comete un delito, debe pagar de manera individual, pero no vincular a toda la familia”, expresó.

En esta nueva etapa de la vida, Nodier Giraldo, antes de recobrar la libertad en el año 2016 dedicó su tiempo a componer canciones que fueron grabadas en una producción musical titulada “Sentimientos del corazón”, donde narra el pasado y presente de su vida. En estos momentos agradece a Dios por la nueva oportunidad que le ha brindado en poder vivir en completa tranquilidad al lado de su esposa, hijos y demás familiares.

El presente del “Patrón”

Desde el mismo momento en que Hernán Giraldo, retornó a Colombia a comienzo del presente año, inmediatamente fue dejado a disposición del Inpec que lo trasladó a un patio del Centro Penitenciario y Carcelario de máxima seguridad en Itagüí, donde teme lo puedan asesinar.

“La preocupación es porque ya regresó y continúa las sindicaciones o comentarios de otras personas que dicen que mi tío vino para dominar otra vez el territorio, pero todo eso es mentira porque ya es un señor que cumplirá 73 años y todo lo que ha contado ante la justicia pone en riesgo su seguridad o integridad física, por lo que tememos que sea envenenado o asesinado de otra forma dentro de la cárcel”, afirmó el sobrino del ex jefe del frente “Resistencia Tayrona”.

Una vez recobre la libertad, Hernán Giraldo, por decisión de la justicia no podrá cumplir su deseo de retornar a su finca situada en la vereda Quebrada del Sol en jurisdicción a la Sierra Nevada de Santa Marta porque debe permanecer distante a las víctimas y al territorio donde delinquió.

Comentarios

Share.

About Author