Hoy domingo, que tal si aprendemos juegos para divertirnos con nuestro amigo de 4 patas? Te diremos como…

0

El juego es algo vital para ellos, primero por la interacción que supone contigo, y segundo e igual de importante, porque así ¡gastan energía! Y un perro satisfecho en cuanto a ejercicio es un perro que se porta bien.

No te vamos a nombrar los mundialmente conocidos como tirar la pelota… si no que te voy a dar dos ideas que muchos niños juegan, y que también pueden jugar los perros. ¡Atención!
 
“Tú la llevas”

Es un juego que todos conocemos, ¿verdad? Un niño persigue a otro, lo toca y entonces es a la inversa. Pues bien, puedes enseñarle a tu perro a hacer lo mismo.

La mecánica es bastante sencilla: jugando, corres hacia él hasta que lo alcanzas, y entonces se cambian las tornas y tú corres para que él te alcance. Hay que enseñarle la mecánica del juego mediante repeticiones y recompensando cuando haga lo correcto, pero muy pronto la emoción del juego será suficiente recompensa.

¡Eso sí! No lo dejes escapar. Al hacerlo algunos perros de carácter más fuerte pueden llegar a pensar que si jugando pueden huir, entonces el resto del tiempo también. Tendrás entre manos un perro escapista y desobediente. ¡Mucho cuidado!

“Busca el tesoro”

Un juego muy interesante que supone un desgaste muy bajo de energía para ti, mientras que mantiene a tu perro estimulado y distraído durante un buen rato.

Se trata básicamente de enseñarle a tu perro un poco de comida (galletas, algo que no ensucie mucho como el jamón cocido…) y luego esconderlo.

Deja que él sepa que está ahí para que lo encuentre. Estimúlalo. Es muy bueno jugarlo un rato después de que el perro haya comido, para que la perspectiva de volver a comer lo impulse a jugar. Si se pierde un poco, guíalo. Lo importante es que acabe encontrando la comida.

¡Quién sabe! Podrías hacer todo un rastreador. ¿Sabes que los perros de búsqueda de desaparecidos se entrenan así?

Estas son solo un par de ideas que pueden ser muy buenas para jugar en casa.

Recuerda que los perros necesitan mucho ejercicio, más allá de los paseos diarios, y esta es una buena manera de dárselo.

Información: Óscar Mendoza, de Perro-Obediente.com

Comentarios

Share.

About Author