Los ‘amos’ de la Sierra Nevada lograron poner orden a la invasión en La Lengüeta

0

Por: Idinael Fernandez

La masiva invasión que protagonizaron aproximadamente 3 mil campesinos a la desalojada finca ‘Los Acantilados’, se terminó después de 6 días por orden de las Autodefensas Conquistadores de la Sierra Nevada de Santa Marta que ordenaron el inmediato desalojo o de lo contrario sus vidas corrían peligro.

En un principio, la dura advertencia se hizo de manera verbal y antes que se divulgará el panfleto, el predio fue desalojado por las personas que huyeron por temor a ser blanco de los violentos.

“Acá llegaron primero varios tipos en motos y uno de ellos ordenó a todo mundo que desocupuran esa tierra porque estaban formando mucho desorden. Pero cuando salió el panfleto en la misma tarde del lunes, ya todos se fueron del lugar porque acá llegaron venezolanos y guajiros”, expresó un campesino que pidió reserva de su identidad.

Lo llamativo es que durante 6 días, tanto la Alcaldía como Policía, Personería, Ejército, Fiscalía y Defensoria por medio del dialogo intentaron llegar a un acuerdo con los extraños ocupantes en abandonar el extenso terreno porque se encuentra en proceso de extinción de dominio, ya que fue de propiedad de un narcotraficante que delinquió en esa zona del área rural del Distrito. Sin embargo, los invasores se negaron a despejar el lugar y argumentaban que dicha ocupación obedecía por el abandono en que el Gobierno Local los ha sometido.

Durante la invasión al terreno, las personas causaron un enorme destrozo a ese ecosistema que ahora luce bastante lúgubre por la destrucción o tala árboles milenarios y quema del predio.

“El sitio es muy bonito porque cerca queda un resguardo indigena y esa comunidad cuidaba ese bello lugar, ahora vaya y mire lo feo que luce, no hay derecho en la forma que acaban con un lindo lugar”, afirmó el anonimo campesino.

La violenta invasión del terreno, causó el temor generalizado de innumerables indigenas que abruptamente se desplazaron hasta la Troncal del Caribe por temor a ser agredidos tanto por los invasores como los actores violentos.

Comentarios

Share.

About Author