Unimagdalena propone priorizar ejecución de recursos de regalías de CTeI en proyectos que ayuden a la sociedad en la pandemia y la “postpandemia”

0

La Alma Mater ha solicitado a todas las entidades involucradas crear una mesa de trabajo para analizar la prioridad y pertinencia de invertir los recursos de los dos proyectos aprobados por el OCAD del FCTeI y focalizarlos a temas relacionados con la pandemia y la “postpandemia”, ajustándose a los plazos de entrega de documentación completa que le han sido otorgados.

La Universidad del Magdalena fue seleccionada como entidad ejecutora de dos proyectos del régimen de transición del Fondo Ciencia, Tecnología e Innovación – FCTeI, los cuales fueron aprobados en el Órgano Colegiado de Administración y Decisión – OCAD de dicho fondo en diciembre del 2019, hecho que fue notificado a la Alma Mater en enero del año en curso, luego de ser formulados y presentados por la Gobernación del Magdalena. Sin embargo, la Institución pone a consideración la ejecución de esos recursos en nuevos proyectos que respondan a las necesidades actuales a causa del COVID-19.

El primer proyecto aprobado tiene como objetivo otorgar 180 becas para estudios de maestría a profesionales del departamento del Magdalena, el cual abarca una inversión de $13.028.147.756. Por su parte, el segundo proyecto busca implementar una estrategia de apropiación social de la ciencia y la tecnología por medio del montaje de seis “ambientes de aprendizaje” fijos, que es la forma en que se ha denominado a unos laboratorios que deben adecuarse físicamente y dotarse con kits de LEGO Education, y un laboratorio itinerante que también contiene estos elementos de aprendizaje, con una inversión que asciende a $14.179.155.709, para un total de más de 27 mil millones de pesos.

El proyecto de formación de alto nivel (becas de maestría), tiene definido, de manera inmodificable, que 90 beneficiarios deben estudiar alguna maestría ofertada por la Universidad de la Costa de Barranquilla y los otros 90 en la Universidad Simón Bolívar en la misma ciudad. En el otro proyecto, los ambientes de aprendizaje con kits de LEGO Education estarían ubicados en seis colegios públicos de seis municipios del departamento (ya definidos de manera inmodificable en el proyecto), y también contempla un componente de capacitación a estudiantes, profesores, padres de familia y miembros de la comunidad, los cuales están asignados, de manera inmodificable, a la Universidad de la Costa y a la empresa ADTECH, representante de LEGO Education para Colombia.

Ambos casos dejan a UNIMAGDALENA simplemente en un rol de ejecutora administrativa sin que pueda asumir un rol académico y científico, que sería lo lógico para una casa de estudios superiores con altas capacidades e investigación y formación de talento humano. En otras palabras, en la ejecución de estos proyectos la Universidad se limitaría a recibir los recursos y entregarlos a los beneficiarios, pero tiene que asumir toda la responsabilidad ante los entes que gestionan estos fondos del SGR como el Departamento Nacional de Planeación – DNP o el MinCiencias, y los organismos de control del Estado.

Cabe aclarar que, al no participar en la formulación de los dos proyectos aprobados, solo hasta enero del 2020, cuando la Institución recibió la notificación de aprobación y designación, se tuvo acceso a la documentación detallada y se procedió a realizar el análisis profundo para determinar la viabilidad de ser los ejecutores, en este proceso se identificó que son proyectos con inversiones “importantes” en términos de la cantidad de recursos asignados, y que la ejecución de dichos proyectos ya estaba totalmente definida dentro de los documentos técnicos aprobados por el OCAD.

Ahora bien, la Universidad no desconoce la importancia de estos proyectos, pero, analizando la situación de emergencia sanitaria causada por la pandemia de COVID- 19, el Doctor Pablo Vera Salazar, Rector de la Institución, a través de un oficio del pasado 11 mayo, cuyos destinatarios fueron la Gobernación del Magdalena, MinCiencias, el OCAD del Fondo de CTeI, el CODECTI del Magdalena y las demás entidades participantes en los proyectos, planteó varias alternativas de acción que podrían tomarse en estos momentos cruciales, priorizando la financiación de nuevos proyectos hacia temas relacionados con la situación actual del país y del mundo, y propuso realizar una mesa de trabajo interinstitucional para dialogar sobre esto y llegar a una decisión conciliada y consensuada sobre la ejecución o no de los dos proyectos en los que le fue asignado el rol de ejecutora a UNIMAGDALENA.

“En la comunicación generada por el Rector, también hemos planteado que, si se conceptúa que lo más importante y prioritario en estos momentos es continuar con los trámites para iniciar la ejecución de esos proyectos, tuviésemos, como entidad ejecutora, la oportunidad de que se nos otorgue una prórroga, que está establecida en la Ley, de por lo menos doce meses para cumplir con todos los trámites de inicio, justificando esto en el hecho de que las restricciones que se deben cumplir actualmente para mitigar el impacto del COVID-19 en la población, serían un impedimento para la ejecución plena de las actividades de dichos proyectos”, señaló el doctor Ernesto Galvis Lista, Vicerrector de Investigación de la Alma Mater.

La Universidad del Magdalena reitera toda la disposición a contribuir en estos momentos en los que se requieren, además de manifestaciones de buena voluntad, hechos concretos de desprendimiento y generosidad para buscar el bien común. Valga la claridad de que, según lo establecido en la ley, los recursos que se liberen por la no ejecución de proyectos siguen haciendo parte del monto que tiene para invertir el departamento del Magdalena en el FCTeI, en otras palabras, los recursos no ejecutados nunca se pierden para el ente territorial, sino que quedan disponibles para financiar nuevos proyectos que resulten elegibles de las convocatorias públicas, abiertas y competitivas, que defina el MinCiencias y el OCAD.

A lo largo de los años UNIMAGDALENA ha mostrado su compromiso con la sociedad a través de la investigación y la innovación, y en la situación actual no es ajena a la necesidad de priorizar el gasto público en CTeI para crear soluciones basadas en conocimiento y tecnología, aún a sabiendas de que eso signifique dejar de realizar actividades que ya se tenían previstas y aprobadas, como estos dos proyectos, pero que, por la crisis sanitaria, resultan de menor prioridad. Vimos como el MinCiencias focalizó muy acertadamente recursos propios para financiar la llamada “Mincienciaton” y el OCAD del FCteI hizo lo propio con los recursos para el fortalecimiento de laboratorios regionales, por lo que, una decisión en esa línea, sería lo más coherente por parte de las entidades involucradas en dichos proyectos. Otorgar recursos para actividades de CTeI que den respuesta a la grave situación actual siempre será una buena decisión, que se apoyará desde la Universidad del Magdalena.

Comentarios

Share.

About Author