UNP retira esquema de seguridad a víctima del paramilitarismo en Santa Marta

0

Inexplicablemente a la representante de la familia Silva le suspenden el servicio de seguridad del Estado, muy a pesar que aún no cesa su disputa jurídica contra quienes le despojaron sus terrenos.

UNIDAD INVESTIGATIVA

Martha Beatríz Silva Barrios, desde el año 1998 cuando el ex jefe paramilitar Hernán Giraldo Serna, estaba en su mejor época de ser amo y señor de la Sierra Nevada de Santa Marta, no ha despertado de una pesadilla que ha puesto en riesgo su propia vida. Hace 23 años fue víctima de una desplazamiento forzado, -por la guerra Giraldo vs Rojas- y a pesar de la desmovilización del frente “Resistencia Tayrona”, aún libra una batalla jurídica para recuperar las 84 héctareas que con esfuerzo su padre adquirió, y por culpa de la violencia no pudo recuperarla.

No sólo la preocupación por obtener el terreno embarga a esta humilde mujer, sino también el temor de ser asesinada por un temible ex paramilitar conocido como “Peluso”, quien según las autoridades, presuntamente bajo el poder de las armas se adueñó del mencionado inmueble, ubicado en la vereda Mendihuaca, vía que comunica a La Guajira.

El peligro que ha corrido la vida de Martha Silva, por enfrentarse y denunciar a quienes invadieron su predio, motivó a la Unidad Nacional de Protección UNP, luego de evaluar un estudio de riesgo, en concederle en el año 2019 un esquema de seguridad para evitar que sea blanco de los violentos. No obstante, recientemente la disputa por recuperar el terreno aumentó tras percatarse de la construcción de kioscos y chozas en el mencionado predio, lo que desencadenó una molestia y enfrentamiento con los invasores.

“Mi vida corre en peligro y la UNP sabe el grave riesgo que tengo por enfrentarme a un desmovilizado que esta en Justicia y Paz, al igual que otra persona conocida como Manuel que se niegan abandonar o entregarme esos terrenos que son de mi familia. Ahora no entiendo por qué me retiran el esquema de seguridad, y sin embargo voy a impetrar un recurso de reposición para que evaluen mi protección”, afirmó la víctima.

Ahora el panorama tuvo un giro inexplicable al conocer sin previo aviso o notificación por parte de la UNP, el retiro del esquema de seguridad, que la pone a merced de los desconocidos invasores.

En ese sentido, Martha Silva, responsabiliza a la UNP de cualquier hecho violento que afecte su integridad y de algún mienbro de la familia.

Comentarios

Share.

About Author